Euskadi recauda 770 millones menos por el primer impacto del coronavirus

El parón de la economía y los estímulos fiscales de las diputaciones golpean de lleno los recursos de las administraciones

14.05.2020 | 23:52
Los tres diputados generales, en la última reunión del Consejo Vasco de Finanzas en febrero.

dOnostia – Aunque no cabe hablar de alarma porque las administraciones vascas ya tenían interiorizado el escenario y trabajan en aclararlo, el primer golpe del coronavirus en la recaudación de las diputaciones ha sido brutal. Los ingresos de las tres haciendas forales cayeron casi un 17% en los cuatro primeros meses de este año, lo que supone un desfase de 770,6 millones de euros respecto a 2019. Como ya hizo público la Hacienda de Gipuzkoa el pasado miércoles, esta caída ha sido sensiblemente superior en este territorio, donde se ha registrado un descenso del 24%, siete puntos por encima de la media vasca.

Un agujero que se traslada a los recursos de todo el entramado institucional vasco, desde los ayuntamientos al Gobierno de Gasteiz, que había elaborado los presupuestos de este ejercicio con una previsión de crecimiento del 2%.

El cierre de la economía provocado por la pandemia ha dado la vuelta por completo al traje fiscal vasco y ya no encaja. Al ritmo actual, el balance del año será similar al registrado en 2016, justo cuando se inició la escalada, en un contexto en el que además la Administración pública vasca tendrá que gastar más para amortiguar el impacto en ciudadanos y empresas, sin perder de vista la reactivación de la economía.

Bizkaia completó ayer la foto fiscal de la CAV con la presentación de los datos de ingresos de abril, el primer mes entero bajo la presión del estado de alarma. El salto es importante, porque si marzo –con 15 días inhábiles a efectos productivos– absorbió el buen comportamiento de enero y febrero y dejó un saldo negativo de 7,2%, la caída de ingresos más que se duplica. El descenso de la recaudación afectó a los tres territorios, aunque en términos porcentuales fue especialmente acusado en Gipuzkoa, que anotó un retroceso del 24,4% e ingresó 842,3 millones, es decir, 273 menos que hace un año.

factores de la caída Bizkaia recaudó 2.457,6 millones, lo que sitúa el descenso en el 14,8% (426,6 millones menos), mientras que Álava logró 502,3 millones, es decir un 12,3% y 70,7 millones menos que en el periodo enero-abril del año pasado.

En Gipuzkoa, el "esfuerzo" de la Diputación por agilizar las devoluciones a los contribuyentes y la "considerable bajada de los ingresos" por el impacto de la pandemia en la economía han motivado el descenso de la recaudación en un 24,4%. Así, se ha reducido el dinero obtenido mediante los principales impuestos como el IRPF, que ha bajado un 11,2%, y sobre todo el IVA, que se ha desplomado un 40,7%.

Por su parte, la Diputación de Bizkaia vinculó ayer los motivos del descenso a tres factores. El primero, la caída de la actividad económica por el coronavirus, factor que comparte con el resto de territorios que conforman la CAV.

El segundo, la ampliación a junio de la declaración voluntaria de autoliquidaciones que, al igual que ha sucedido en Gipuzkoa, ha permitido a autónomos, microempresas y pymes posponer pagos correspondientes a marzo y abril. Y el tercero, la agilización de las devoluciones a los contribuyentes que ha supuesto devolver hasta abril 65,2 millones de IVA más que en el mismo periodo de 2019.

En el territorio vizcaíno los impuestos directos han aportado 1.277 millones (-8,8%) en lo que va de año, con caídas en sus principales gravámenes: del 7,6% en el IVA y el 17,3% en Sociedades. La imposición indirecta, con 1.075,6 millones, ha descendido un 17,6%. En este capítulo, el IVA de Gestión Propia ha retrocedido un 25%.

En Álava el descenso del 12,3% obedece también a "la drástica caída del consumo y la actividad económica". Así, los ERTE y la situación de las empresas han hecho descender un 3,4% las retenciones sobre rendimientos del trabajo y actividades profesionales, mientras que el Impuesto sobre Sociedades ha caído un 14% y el IVA un 31%. En contraste el IRPF ha crecido un 21,6%, pero este dato es "engañoso" y se explica en el retraso de la campaña presencial de la renta, que a su vez ha pospuesto las devoluciones que Hacienda hace a los contribuyentes.

inflación

-0,5%

La inflación interanual bajó en abril en el País Vasco un 0,5%, mientras que los precios registraron un ascenso del 0,3% con respecto al mes de marzo, principalmente por la fuerte subida del sector de vestido y calzado, que superó el 10%. Los precios han descendido un 1,1% en los cuatro primeros meses de este año, según los datos hechos públicos ayer por el INE.

recaudación

-17%

La recaudación fiscal de las haciendas vascas se desplomó en los cuatro primeros meses del año un 16,8% al ingresar 770,6 millones de euros menos que en el mismo periodo de 2019 debido al impacto en la economía y el consumo de las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

Reapertura el 1 de junio. La consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, anunció ayer que Lanbide reiniciará el próximo 1 de junio su labor presencial en oficinas, tras experimentar un "salto tecnológico" de cinco años en su proceso de modernización por efecto de la crisis sanitaria. Durante una entrevista en Onda Vasca, Artolazabal también mostró su disposición a "aprovechar este impulso a las líneas telemáticas para agilizar gestiones y mejorar la atención personalizada" en Lanbide.