Gipuzkoa recauda 842,3 millones hasta abril, un 24,4 % menos que en 2019

13.05.2020 | 13:37

DONOSTIA. La recaudación acumulada en Gipuzkoa ha disminuido un 24,4% durante los cuatro primeros meses de este año, respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, al situarse en 842,3 millones de euros como consecuencia de la crisis generada por la pandemia de COVID-19.

Esta bajada se traduce en 273 millones de euros menos recaudados respecto al primer cuatrimestre del ejercicio pasado, ha informado la Diputación de Gipuzkoa en un comunicado.

La misma fuente ha precisado que la cifra se explica por la "considerable bajada de los ingresos", que caen un 12,1 %, y la "importante subida de las devoluciones" del 20,8 %, reflejo del "esfuerzo" que la institución foral está realizando en este apartado.

Por impuestos, el impacto de la bajada se deja notar, sobre todo, en los dos principales impuestos, IRPF e IVA, que disminuyen debido al efecto económico generado por la pandemia mundial de COVID-19.

De hecho, la Hacienda de Gipuzkoa prevé una bajada de entre el 20 % y el 25 % de la recaudación total del año, y los datos del primer cuatrimestre parecen ir en esta dirección.

En el ámbito del impuesto sobre la renta, Gipuzkoa ha recaudado hasta la fecha 43,7 millones menos (-9,2 %) por rendimientos del trabajo.

De esta manera, el balance del IRPF en su totalidad es negativo, ya que se han recaudado 353,9 millones, lo que supone un descenso del 11,2 % respecto a los 398,7 millones de 2019.

Los siguientes conceptos se reparten entre el IRPF y el impuesto sobre sociedades: bajan las retenciones sobre capitales mobiliarios e inmobiliarios, 2,4 millones (-7,5 %) y 1 millón (-6,9 %) en total, respectivamente. Las retenciones sobre ganancias patrimoniales, por su parte, se incrementan en 16,4 millones de euros (+146,8 %).

En cuanto al impuesto de sociedades, la recaudación líquida se sitúa en 36,6 millones, un 11,4 % más respecto a los cuatro primeros meses del ejercicio precedente, cuando alcanzó los 32,9 millones.

En este caso, los ingresos de la cuota diferencial neta se redujeron en 2,4 millones: los ingresos brutos bajaron en 0,4 millones, y las devoluciones subieron en 2 millones.

Por otra parte, en lo que respecta al IVA que gestiona la Diputación Foral, la recaudación se ha desplomado un 40,7 % hasta los 214,4 millones, es decir, 147,1 millones menos que en 2019.

Los ingresos se han reducido en 66,6 millones (-15,1 %), se han devuelto 45,9 millones más (+24 %) y los ajustes entre territorios han decrecido en 34,6 millones (-31,2 %).

En los impuestos especiales, la recaudación del impuesto sobre hidrocarburos ha bajado en 35,2 millones (-30,7 %).

Por último, en lo que respecta a los ajustes con el Estado, los correspondientes al IVA bajan en 16,4 millones respecto al año pasado, mientras que los de los impuestos especiales empeoran en 27,4 millones.