Trabajadores vascos protestan en confinamiento

Emplearon concentraciones con distancia de seguridad, ruido desde balcones o fotos en redes sociales

28.03.2020 | 00:09

donostia – Trabajadores vascos secundaron ayer llamada de los sindicatos nacionalistas y protagonizaron, en pleno confinamiento por el coronavirus, una peculiar jornada de protestas en la que, según los casos, se concentraron guardando distancias, recurrieron al ruido o "colgaron" fotos y vídeos en redes sociales para mostrar su enfado.

La mayoría sindical que conforman en Euskadi ELA, LAB, ESK, Steilas, Etxalde e HIRU llamó ayer viernes al mundo del trabajo a movilizarse, en empresas o puntos de teletrabajo y con los medios disponibles, en defensa de la salud, el empleo y las condiciones laborales. Según aseguraron, miles de trabajadores tomaron parte en las movilizaciones en la CAV y Navarra y mostraron su "enfado" con acciones en distintos sectores.

Los trabajadores de la sanidad, por ejemplo, se concentraron de forma conjunta con las empleadas de limpieza en el Hospital de Cruces, en Barakaldo (Bizkaia). De la misma forma se movilizaron las plantillas de algunas residencias o supermercados, cuyas fotos subieron después a redes sociales para dejar constancia de su protesta.

Asimismo, protestaron trabajadores de ambulancias haciendo sonar sus sirenas a primera hora de la mañana en la localidad vizcaína de Arrigorriaga, según fuentes sindicales. En el sector industrial, también trabajadores de empresas secundaron concentraciones, entre ellos, operarios de Sidenor, en Basauri (Bizkaia).

Los convocantes aseguraron, además, un seguimiento a su llamamiento entre las personas que estos días trabajan confinadas en sus domicilios, en el marco del estado de alarma decretado. Algunas de ellas secundaron desde sus balcones a mediodía "un estruendo" convocado por dichas centrales, según pusieron de manifiesto.

Las redes sociales también reflejaron algunas movilizaciones a través de fotos y vídeos difundidas en ellas, donde se pudo ver a trabajadores de Correos, Kutxabank, residencias o supermercados con carteles de protesta. Esta jornada no fue respaldada por los sindicatos UGT y CCOO.