ÚLTIMA HORA
Última hora del coronavirus y el estado de alerta

Markel Olano: "La Diputación va a hacer todo lo que está en su mano para proteger nuestro tejido económico"

El Gobierno foral anuncia la primera batería de medidas económicas

20.03.2020 | 15:57
El diputado general, Markel Olano, ha presidido la reunión con agentes económicos del territorio.

La Diputación ha puesto en marcha este mediodía un órgano de trabajo compartido con agentes económicos de Gipuzkoa para hacer un seguimiento de la situación económica como consecuencia de la crisis sanitaria y para perfilar de manera conjunta medidas económicas para paliar el perjuicio del COVID-19 en la actividad económica y el empleo. El Gobierno foral, que no descarta poner en marcha mesas específicas en diferentes sectores, pretende facilitar al tejido empresarial su actividad, con especial atención a las pymes, y entre las medidas que aprobará la próxima reunión del Consejo se encuentran varias de carácter fiscal "dirigidas a facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias desde un punto de vista operativo, y a aportar liquidez durante el periodo de crisis".

"La colaboración y la solidaridad son los valores que han permitido a Gipuzkoa construir una sociedad cohesionada y competitiva, y los que harán posible que superemos esta crisis. La Diputación va a hacer todo lo que está en su mano para proteger y consolidar nuestro tejido económico, porque es la clave para recuperarnos cuanto antes y garantizar nuestro bienestar futuro", ha subrayado el diputado general Markel Olano, que junto a los diputados Imanol Lasa (Promoción Económica, Turismo y Medio Rural), Jabier Larrañga (Hacienda y Finanzas) y José Ignacio Asensio (Medio Ambiente y Obras Hidráulicas) se ha reunido por primera vez en el marco de este órgano que tendrá continuidad, y que puede ser ampliado a otros sectores, con representantes de Adegi, la Cámara de Gipuzkoa, Mondragon, el clúster de Máquina Herramienta, la Asociación de Hostelería y la Federación Mercantil.

Olano ha apostado por mantener, "en la medida en que sea posible y respetando siempre las garantías sanitarias, la actividad económica en Gipuzkoa". El jefe del Ejecutivo ha explicado que la institución foral "va a seguir manteniendo una interlocución permanente con las empresas y los distintos agentes para reorientar adecuadamente sus políticas y adoptar medidas que den la mejor respuesta a una situación cambiante, ofreciendo seguridad y confianza". Más allá de la reunión con los agentes económicos, Olano ha agradecido al conjunto de la sociedad su "actitud ejemplar", y ha instado a "fortalecer la colaboración entre la sociedad y las distintas instituciones, así como la coordinación entre las mismas, para superar esta situación".

Tras escuchar las "inquietudes, aportaciones y necesidades" de los representantes del tejido económico como consecuencia de la crisis sanitaria, el Gobierno foral ha compartido la primera batería de iniciativas que la institución foral pondrá en marcha de forma inmediata para afrontar esta situación, con el foco puesto en las pymes y en facilitarles toda la información existente para que puedan hacer uso de todas las herramientas a su alcance y hacer el uso más eficiente para paliar los efectos de la pandemia.

En la nota hecha pública tras la reunión, la Diputación ha explicado que se pondrá en valor el ecosistema de apoyo a la actividad económica (asociaciones empresariales, sectoriales, clústers€), para que desde una atención personalizada informen y ayuden a las empresas a acceder a todas las medidas de apoyo (información, valoración de acceso a ayudas, gestión ERTE, obtención de ayudas, etc.) puestas a su disposición. La Diputación apoyará el sobreesfuerzo de estos agentes con recursos económicos, consolidando una red integral que, desde un planteamiento de capilaridad y cercanía, permita a las empresas acceder a todas aquellas ayudas que precisen. Además, se creará una guía rápida de recomendaciones para las pymes, y se articulará un acuerdo a través de las agencias de desarrollo local para asesorarlas sobre cómo proceder en estos momentos de crisis.

La Diputación facilitará además la ejecución de las actividades apoyadas en las convocatorias de ayudas 2019/2020, ligadas especialmente a la competitividad y el empleo, teniendo en cuenta las dificultades que podrían atravesar muchas empresas beneficiarias. Así, según ha explicado el diputado general, la institución actuará con flexibilidad en los plazos de ejecución, de justificación, y de pago.

El impulso del teletrabajo constituye otra de las líneas de esta primera batería de acciones, como una dinámica que puede contribuir al mantenimiento de la actividad económica y el empleo en Gipuzkoa, garantizando la seguridad y la salud. Así, se va a reconvertir el programa de Bonos Tecnológicos para apoyar a empresas de menos de 50 personas en plantilla, para sufragar los gastos que hayan realizado o que tengan que realizar próximamente para poder avanzar en esta modalidad. El programa contemplará todo tipo de gastos relacionados con el teletrabajo (asesoramiento, formación, licencias€) y dispondrá de un presupuesto de 450.000 euros. De forma complementaria, en todos los programas orientados a la competitividad de las empresas se apoyará la realización de planes para incorporar el uso del teletrabajo como complemento o alternativa en la dinámica de gestión de la organización (integrando personas, tecnología y organización).

Asunción de gastos Por otra parte, Olano ha garantizado que la Diputación "cumplirá con sus compromisos", asumiendo los gastos ya realizados de aquellos eventos, actividades o ferias en los que su financiación estaba prevista, y que por la alarma sanitaria se hayan visto suspendidos. Además, la Diputación priorizará en sus líneas de ayuda y convenios la investigación científica contra el COVID-19 u otro tipo de enfermedades susceptibles de generar pandemias similares.

Ámbito fiscal 

Será en el Consejo de Gobierno del próximo martes cuando se apruebe la primera batería de medidas, que también contempla modificaciones fiscales pensadas en facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias desde un punto de vista operativo y a aportar liquidez durante el periodo de crisis. En el primer plano, la Hacienda Foral ampliará plazos y será más flexible en su cumplimiento. En el segundo, y dado que la liquidez financiera es el oxígeno que permite la continuidad de los proyectos económicos en los momentos de crisis, la prioridad ha sido definir cuál es la forma más rápida de inyectar liquidez a aquellas empresas y autónomos que se encuentran en dificultades financieras.

En este sentido, se ha duplicado el límite de los fraccionamientos automáticos (de 150.000 euros a 300.000 euros) para poder fraccionar pagos a 24 meses, sin garantías adicionales, con un anticipo del 20% y al tipo de interés legal. Se trata de una medida que permite actuar de forma rápida (la concesión es automática) y ofrecer un periodo de dos años para aliviar una situación de falta de liquidez, con un montante total previsto de 120 millones. Finalmente, en la última reunión del Órgano de Coordinación Tributaria de Euskadi (OCTE) se acordó actuar de una forma coordinada entre las distintas instituciones que conforman la arquitectura institucional de la CAV. Se compartirá el impacto económico de las distintas medidas aprobadas para que las actuaciones realizadas desde la administración puedan llegar a toda la sociedad y ser mantenidas en el tiempo, a la vez que garanticen la suficiencia financiera de las instituciones en su esfuerzo adicional en el ámbito socio-sanitario.