CAF sitúa la señalización como factor clave para su crecimiento futuro

La firma guipuzcoana está inmersa en un proceso de transformación de la gestión interna para ganar en competitividad

23.01.2020 | 06:24
La consejera de Infraestructuras, Arantxa Tapia, y el presidente de CAF, Andrés Arizkorreta, durante su charla de ayer en el Kursaal.

donostia - La señalización ferroviaria unida a los últimos avances tecnológicos que acercan a este medio de transporte a sistemas innovadores como la conducción autónoma será uno de los ejes sobre los que pivotará el desarrollo de futuro de CAF, según avanzó ayer su presidente, Andrés Arizkorreta, en Donostia.

La jornada Basque Railway que se celebró ayer en el Kursaal de la capital guipuzcoana fue el foro donde la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y Andrés Arizkorreta mantuvieron una charla sobre el futuro de la industria ferroviaria, centrada en CAF al ser la empresa más representativa del sector en la CAV y con mayor reconocimiento.

Su presidente incidió en la capacidad de adaptación a las nuevas circunstancias que ha tenido esta empresa en su siglo de existencia para llegar a la actualidad, con una cartera de pedidos histórica que asegura un alto nivel de actividad.

En este sentido, mencionó los últimos avances tecnológicos que permiten, entre otras posibilidades, un mantenimiento preventivo de los trenes o mayores niveles de seguridad para advertir de que CAF permanece alerta de esta transformación y aporta sus investigaciones. En concreto, Arizkorreta consideró que "la señalización es uno de los negocios sobre los que va a pivotar el futuro".

"Tenemos el control del tren, pero por sí solo no sirve de nada porque se integra en un sistema y el grado de interconexión es indispensable", añadió. Por este motivo, su filial CAF Signalling ganará peso en la actividad general de la firma guipuzcoana con el objetivo último, según señaló su máximo dirigente, de trasladar la conducción autónoma también a los trenes, una técnica que ya comienza a extenderse en otros transportes ferroviarios como el metro.

El salto digital no solo se producirá en esta área de actividad. Arizkorreta admitió que "nuestras infraestructuras tanto físicas como de software se están quedando obsoletas", por lo que CAF ha iniciado un proceso para que "nuestras fábricas sean digitales".

Explicó que la planta de Gales se ha convertido en el laboratorio de pruebas con unos resultados satisfactorios, razón por la que sus sistemas se están empezando a aplicar al resto de fábricas.

El presidente de CAF defendió la adaptación a la Industria 4.0 como método de hacer frente a una competencia cuyas dimensiones son sensiblemente superiores. Según dijo, sus competidores más directos son cinco veces mayores, y los chinos "muchísimo más" pero "tenemos un nivel de cartera muy alto y penetramos en mercados de gran nivel tecnológico", para concluir que "no todo es el tamaño".

Sin embargo, "no hay que fijarse solo en la parte de la tecnología" para ser competitivos, en opinión de Andrés Arizkorreta, quien anunció que la empresa que preside ha iniciado un proceso que transformará la gestión interna.

"La mano obra directa en un tren es el 10% y el resto es el diseño, su comercialización, la presentación de ofertas..." y son estas áreas, según Arizkorreta, donde se centrará el proceso de transformación. Sin ofrecer muchos detalles, afirmó que en la actualidad se revisan los procedimientos en la actividad interna para "hacerlas de una forma diferente". Su reto, dijo, es incrementar la competitividad a través de esta vía.