Campeonato Parejas | Aimar y Rezusta no hacen prisioneros

La pareja colorada cumple los pronósticos en Estella-Lizarra y no da opciones a Artola-Aranguren, superado pese al buen hacer del delantero de Alegia

02.01.2021 | 23:24
Aimar Olaizola se prepara para golpear la pelota.

Olaizola II-Rezusta22

Artola-Aranguren12

Duración: 53:48 minutos.

Saques: 2 de Olaizola II (tantos 8 y 17).

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 450 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 6 de Olaizola II, 1 de Rezusta, 6 de Artola y 1 de Aranguren.

Errores: 2 de Olaizola II, 2 de Rezusta, 6 de Artola y 8 de Aranguren.

Marcador: 1-0, 6-1, 7-5, 8-6, 9-7, 11-8, 12-8, 15-9, 16-10, 19-11, 20-11, 20-12, 21-12 y 22-12.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la liguilla de cuartos de final del Campeonato de Parejas de la LEP.M disputado en Lizarra. Partido a puerta cerrada.

Después de que Jokin Altuna y Jon Mariezkurrena dieran el viernes el primer golpe en la mesa en la esperada puesta de largo de 2021, la jornada inaugural del Campeonato de Parejas se trasladó en la tarde de ayer hasta Estella-Lizarra, donde Olaizola II-Rezusta superaron a Artola-Aranguren (22-12) para sumar así su primer punto en el torneo. El encuentro comenzó con un fabuloso gancho de izquierda de Aimar, quien firmó así el primer tanto de un partido que los colorados arrancaron con suma contundencia y autoridad. Con el delantero de Goizueta perfectamente asentado en los cuadros alegres y Rezusta, cedido por Aspe, mandando en la larga distancia, el luminoso proyectó un 5-0 de salida que obligó a los azules a solicitar el primer descanso. Se fueron a la silla dubitativos Artola y Aranguren, errático de entrada, y con suma confianza en sus prestaciones dos pelotaris llamados a avanzar con paso firme en un campeonato en el que su alianza transmite, cuando menos, respeto.

Su buena conjunción quedó patente ayer para lamento de unos rivales que se valieron de un pelotazo arriba de Rezusta para sumar su primer tanto (6-1) y aprovecharon su pelota para poner a bailar a Artola, quien con cuatro espléndidos golpeos acortó distancias (6-5) y fue ganando enteros en el partido hasta conseguir igualarlo. Asumido el liderazgo que le correspondía en su comunión con Aranguren, quien no terminó de cogerle el punto al partido pese a firmar un tanto mayúsculo en la recta final del envite, Artola hizo todo lo posible por mantener el pleito abierto, pero no fue suficiente.

Arriesgó el alegiarra todo lo posible y más a fin de sacar de sitio a Aimar y evitar que Rezusta mandara atrás, pero se quedó lejos de lograr el objetivo a partir del 11-8 en contra. Fue entonces cuando el partido se rompió sin remisión. Sin vuelta atrás, la cita adquirió de manera definitiva un aroma colorado gracias a la experiencia del de Goizueta y la conocida sobriedad y eficiencia de Rezusta, quien finalizó el encuentro con solo dos pelotas regaladas, por las ocho que desperdició Aranguren en la particular pugna entre zagueros.

Se quedaron así sin efecto alguno los seis tantos en juego que coleccionó Artola, los mismos que consiguió sumar Aimar, quien ofreció un rendimiento lineal con viento a favor. El partido, sin ir más lejos, viajó del incierto 11-8 hasta el 15-8 para abrir así una brecha que fue a más para reflejar poco después un 19-10 que se antojaba fulminante. Y lo fue.

El broche de Aimar El único tanto de la tarde de Aranguren y un error de Rezusta, algo anómalo y casual en la tarde de ayer, retrasaron el veredicto final, pero no incidió lo más mínimo en el desenlace de la contienda. La pareja colorada, lejos de dudar y dormirse en los laureles con el 20-12, volvió a reaccionar de inmediato y Aimar, con un tanto de bella factura, cerró el choque de la misma manera que lo había comenzado, haciéndose notar en la cancha para sumar el primer punto en el recién iniciado Parejas con incontestable victoria por 22-12.