Iñaki Artola desata el vendaval en el Beotibar

Mano el de alegia y rezusta confirman el liderato del masters caixabank

14.07.2020 | 01:30
Las medidas de seguridad se respetaron en el frontón Beotibar, como se puede apreciar en esta imagen.

Donostia – Iñaki Artola es bertsolari. Le entusiasma trazar versos, hilvanar ideas, encajar la métrica y encontrar la rima exacta. Es un orfebre de la palabra. A los bertsolaris se les exige velocidad de pensamiento, finura y la capacidad de enlazar el pensamiento con la voz, además del arrojo necesario para cantar los versos en la plaza. Además, el de Alegia es pelotari. De algún modo, un delantero está obligado a pensar rápido, imaginar y encuadrar los remates. Se trata de dejar al rival sin respuesta. Con la boca abierta. Más o menos es lo que consiguió un excelso Artola, secundado por la potencia de Rezusta, frente a Peña II y Martija, a los que pulverizaron por 22-10 en Tolosa. La victoria reforzó el liderato de la pareja guipuzcoana en el Masters CaixaBank.

La exhibición de Artola se produjo en uno de los templos de la mano, el Beotibar de Tolosa. El frontón reabría sus puertas cinco meses después tras el cierre por coronavirus. Retomada la competición, Artola ofreció lo mejor de su repertorio en una actuación sublime. El delantero guipuzcoano, subido a la ola de la confianza, desplegó un catálogo imposible para Jon Ander Peña, que le sostuvo la mirada en el primer tramo, pero claudicó ante el caudal de juego de Artola, inspiradísimo y certero.

El comienzo equiparó a ambas parejas. Peña II contradecía a Artola en los cuadros alegres hasta que el de Alegia, insolente en el remate, conectó la turbina. Aferrados él y Rezusta a un ritmo endiablado, del 3-3 y el 5-5, se pasó a un nítido 12-7.

La pareja guipuzcoana se encendió con un gigantesco Artola, que manejó los hilos del duelo a su antojo. Peña II y Martija, superados, apenas sumaron tres tantos más para ceder 22-10 ante el vendaval Artola.

En el primer partido del festival, Darío y Untoria, que regresaba a la actividad tras siete meses de lesión en su hombro derecho, noquearon a Arretxe II y Erasun por un contundente 22-5.