El Zamora está en Tabira

07.10.2021 | 01:05
Andoni Errasti, antes de un entrenamiento en Tabira. Foto: José Mari Martínez

El eibartarra Andoni Errasti encadena más de un millar de minutos sin encajar un gol en la Tercera RFEF con la Cultural de Durango, un récord a nivel estatal

cuando han transcurrido seis jornadas de la presente liga en la Tercera RFEF, la Cultural de Durango sigue en lo más alto de la clasificación con su casillero de goles en contra sin estrenar. Los culpables son Andoni Errasti (Eibar, 1994) y su defensa. "Estoy muy contento, aunque es una situación un poco atípica. Es verdad que desde que llegué aquí hace seis temporadas hemos tenido tanto años bonitos, con ascensos y demás; como desgracias, con un descenso y otro año en Tercera que fue difícil aunque al final conseguimos la estabilidad y este año hemos empezado por la buena senda. El equipo está bien, está compitiendo bien y está entrenando a un nivel muy alto y eso se refleja en los resultados", comenta el guardameta guipuzcoano.

Este canterano del Eibar es el Zamora de todos los equipos que juegan en categorías estatales. Solo en Tercera el Torredonjimeno andaluz (en tres jornadas) y el CD Pamplona (en cuatro), junto con la Cultural mantienen la puerta cerrada a cal y canto. Errasti, de momento, lo ha conseguido en seis jornadas, a las que hay que sumar las cinco últimas de la temporada pasada, en las que tampoco encajó ningún gol. Son 1.046 minutos desde el partido ante el Urgatzi, donde recibió un tanto de penalti en el minuto 34: "Sí es difícil, pero cuando el delantero marca 20 goles es porque el equipo está haciendo algo bien; lo mismo ocurre cuando el portero no encaja. El equipo está trabajando muy bien, es muy solidario en las ayudas y eso es lo que se ve en los partidos".

Andoni cursó magisterio deportivo y desde junio regenta, junto con su socio Xabi Moreno, un gimnasio en Eibar de 900 metros cuadrados llamado Bali. Ha encontrado en su sexto curso en Tabira la ansiada madurez futbolística. "Los años en el fútbol te dan esa experiencia que se necesita. Llegué a la Cultu con 21 años y estaba a gusto, pero compitiendo y entrenando es como se consigue esa madurez que he ido ganando poquito a poquito y que siento en el campo en las decisiones que tomo con el grupo y mi rol en la portería. Ese punto de madurez es clave para afrontar una categoría tan complicada como la Tercera RFEF", subraya el Zamora.

Esta temporada la Cultural ha vivido un comienzo de liga inesperado, ya que el conjunto durangarra lidera la tabla junto con el Alavés B, tras un pasado curso liguero en el que rondaron la zona roja. "Hasta el segundo tercio de la temporada pasada fue un año muy complicado, bastante inestable en todos los sentidos. Se decidió dar un cambio de rumbo a la estructura del club, cambio de míster, de directiva. En esos diez partidos el entrenador nos empezó a inculcar cuatro o cinco ideas que fueron claves para mantener la categoría y se le están dando continuidad. Ha tenido tiempo para trabajar más con nosotros durante la pretemporada, trabajando nuevas ideas, pero por el mismo hilo. También ha habido una remodelación importante de la plantilla. La pretemporada ha sido clave para conocernos y empezar como hemos empezado", revela el portero.

Eibar y Lagun Onak


Andoni Errasti llegó a Tabira tras pasar por las categorías inferiores del Eibar. Acabó en juveniles y al no existir filial, fue cedido al Lagun Onak donde militó dos cursos. Luego se creó el Vitoria y volvió al club armero, que una temporada después decidió dar por finalizada su etapa como azulgrana. "Me tocó vivir de cerca una dinámica de un equipo de Primera pero también ocurre que cuando un conjunto está en Primera es más difícil llegar. Es el equipo de tu pueblo, tú estás en Tercera y es un salto muy grande. Lo ves de cerca, pero era muy difícil", finaliza.

noticias de noticiasdegipuzkoa