Trabajado triunfo

Balonmano El Bidasoa recupera las buenas sensaciones ganando en la pista del guadalajara

25.10.2020 | 01:32
Julen Aginagalde es agarrado por un defensor del Guadalajara, en el partido disputado ayer. Foto: Rafael Martín

Guadalajara24

Bidasoa-Irun28

GUADALAJARA Barkhorderi; Savini (3), Arthur Pereira (3, 1p), Román, Gallardo (3), Paredes (5) y Mouriño –equipo inicial- Hombrados (ps), Dani G.Rivera (4), Romanillos, El Korchi, Román, Javier Rodríguez (2), Bodi (1) Alberto Díaz (1), Santiago Simón (2) y Dani Santamaría.

BIDASOA-IRUN Sierra; Racotea (2), Zabala (3), Kauldi Odriozola (4), Rodrigo Salinas (2), Matheus y Bonanno –equipo inicial- Xoan Ledo; Cavero (2), Juen Aginagalde (2), Iker Serrano (5), De la Salud (3), Jon Azkue (5), Tesoriere, Bartok y Martín Santano.

Parciales 2-2, 5-6, 8-9, 7-10, 9-11, 11-12 (descanso), 13-14, 15-17, 17-19, 19-22, 20-25, 24-28.

Árbitros Raluy y Sabroso (C. canario). Exclusiones de Paredes; y Racotea, Matheus y Bonanno. Tarjeta roja directa a Bartok.

Volvieron los irundarras a disputar un partido oficial tres semanas después del último. Y eso es noticia. Bidasoa preparó el encuentro previsto en Valladolid pero jugó en Guadalajara, cuando las circunstancias modificaron el pasado viernes todos los planes. Dos equipos que no se parecen en nada, pero que en el vaivén de confinamientos, virus, aplazamientos, suspensiones€ encaja en el guion actual de la liga Asobal. Así que, cualquier cosa puede suceder en el reino del balonmano masculino de primer nivel. En ese cambio sobre la marcha, los de Jacobo Cuétara terminaron por imponerse (24-28), sobre todo en la fase final del encuentro, cuando la defensa local perdió intensidad ante un ataque largo, sereno y eficaz de los amarillos.

Es obvio que tanta interrupción y tantos problemas alrededor de la competición impiden que los equipos entrenen, progresen y mejoren. Se entiende, por esto, que el Bidasoa fuera un poco Guadiana. En el primer tiempo lograba ventajas de tres goles, pero las desaprovechaba. Daba la sensación de que le faltaba ritmo. Pese a ello, la superior calidad de la plantilla le daba el plus necesario para mantener el tanteo a su favor. Defendía bien, pero le costaba brillar en ataque. El resultado del descanso (11-12) dejaba abiertas todas las opciones para los dos conjuntos. No era esa una buena noticia para el Bidasoa, que en el vestuario debió calmarse y analizar el porqué de lo que sucedía.

Los alcarreños defendían fuerte en 6-0, brillando el exbidasotarra Gastón Mouriño en el centro. Bajo palos el iraní Barkhordari hacía con eficacia su trabajo. Pablo Paredes encontraba la puerta de Sierra y se erigía en el mejor goleador de su equipo. Pese a que la clasificación pueda decir lo contrario, no era una perita en dulce para el cuadro guipuzcoano.

Hecha, con buen criterio, la lectura del partido, los guipuzcoanos decidieron buscar al pivote, incluso en el desdoblamiento. Esa manera de mover el balón abrió espacios y encontró a Julen Aginagalde y, sobre todo, a Iker Serrano, autor de cuatro goles en el segundo periodo, en el momento en el que se estaba fraguando la victoria. Fue en torno al cuarto de hora de la reanudación, cuando el Bidasoa lograba las rentas más amplias (15-19, 17-21). Un contraataque de Kauldi Odriozola llevaba al máximo la diferencia (19-25) a siete para el final.

Al Bidasoa le estaba funcionando bien una primera línea con De la Salud en el centro, Kauldi o Salinas en el lateral derecho y Azkue, en el izquierdo. El oriotarra se echó en la mochila el peso del partido y tanto con sus cinco goles como con los efectivos pases al pivote marcó el camino de las diferencias. Como quiera que la presencia de Ledo en la portería mejoraba los porcentajes bajo palos, era cuestión de no bajar la guardia y llegar al final sin sobresaltos.

El partido parecía sentenciado, pero los de Mariano Ortega no doblaron la cerviz. Supieron aprovechar un par de errores visitantes para que el partido (22-25) no terminara de cerrarse. Lo entendió así el entrenador de los amarillos y solicitó un tiempo muerto que buscaba llamar la atención para no perder el nivel de concentración y acierto de los minutos precedentes. Respuesta inmediata y sentencia que vale dos puntos a la espera del partido del próximo miércoles en Logroño que es de los de armas tomar.

Esperemos que desde ahora hasta ese día no haya que vivir otro sobresalto. Se están acumulando demasiados partidos sin disputarse. Ayer, por ejemplo, el Guadalajara llevaba jugados el doble de encuentros que el Bidasoa. Se nota en el juego y en la calidad del mismo. Es imposible jugar bien, aunque si se consiguen los puntos€

El Guadalajara llevaba jugados el doble de encuentros que el Bidasoa. Se nota en el juego y en la calidad del mismo

noticias de noticiasdegipuzkoa