Buenas sensaciones de cara a un verano con remo

La ACT y los clubes tienen respuestas positivas por parte del Gobierno vasco y la Xunta de Galicia para una posible disputa del próximo curso

10.05.2020 | 01:18
Imagen de una de las regatas celebradas la pasada temporada.

DONOSTIA – La ACT y sus socios tuvieron ayer una reunión informativa para continuar con su trabajo de cara a la próxima temporada y salieron de ella con sensaciones esperanzadoras de cara a una posible actividad veraniega. Los escenarios son cambiantes desde la aparición del coronavirus y la incertidumbre marca el día a día, pero las últimas noticias resultan positivas para la disputa de una temporada de remo y tanto los clubes como la asociación trabajan para que se celebren las 19 regatas programadas en el calendario. Además, las últimas respuestas recibidas por el Gobierno Vasco y la Xunta de Galicia son positivas. La ACT y sus socios trabajan diariamente para llegar a su objetivo y lo hacen bajo los ritmos marcados por las autoridades sanitarias y actualizando constantemente un protocolo que garantice la salud de los deportistas y de todas las personas implicadas en la celebración de las regatas.

La reuniones realizadas por la directiva de la ACT y los diferentes agentes implicados en dar luz verde a esta nueva celebración son constantes. La asociación se reunió con el Gobierno Vasco y con la Xunta de Galicia para evaluar las posibilidades que había de disputarse la temporada este verano y la respuesta que recibieron fue positiva. El ejecutivo vasco y el gallego son proclives a la celebración de eventos durante este verano que ayuden a la sociedad a llegar a acercarse a la normalidad, aunque deberán de ser celebradas de forma que puedan ser controladas y que cumplan todos los requerimientos sanitarios. La Eusko Label Liga y la Liga Euskotren cumplen con estos requisitos y uno de los objetivos de la ACT y de los clubes es generar ilusión en este verano marcado por la incertidumbre.

Otra de las noticias para la disputa de la Eusko Label Liga y de la Liga Euskotren es la descentralización de las decisiones en torno a ciertas medidas de la desescalada. La disputa de las competiciones de la ACT era algo complicado si la decisión debía ser tomada desde el Gobierno estatal ya que no evaluaría el caso específico del remo. Ahora, con el nuevo escenario en activo las opciones cambian drásticamente ya que el mensaje que les ha llegado a los clubes por parte del Gobierno Vasco y de la Xunta de Galicia es que son favorables a que las traineras no se queden en tierra y así pueda disputarse un deporte con mucho arraigo en la Cornisa Cantábrica.

Aunque ni la ACT ni los clubes quieren caer en la precipitación y tienen claro que irán adaptando sus entrenamientos a lo que dictaminen las autoridades sanitarias. Los remeros continuarán realizando sus entrenamientos de forma individual y la mayoría de ellos alternarán las sesiones físicas y de ergómetro en sus domicilios con las salidas al exterior dentro de las franjas horarias marcadas y sin salir del municipio. Solo algunos remeros, considerados deportistas de alto nivel por su experiencia en el banco móvil, podrán tener cierta flexibilidad a la hora de entrenar. Estos bogadores tendrán libertad para desplazarse por todo su territorio y lo podrán hacer a la hora que quieran, además tendrán la posibilidad de acudir a centros de alto rendimiento o de perfeccionamiento técnico, como es el caso de Fadura. Por su parte, los clubes de remo deberán esperar para abrir sus puertas hasta que sus respectivos municipios den el visto bueno.

El 8 de junio es la fecha que los clubes se marcan para una posible vuelta a los entrenamientos grupales. La evolución de la pandemia les hace ser optimistas y comenzar a entrenar en el agua ese día cuadraría con los planes para iniciar la temporada el 28 de junio. Para poder llegar a ese punto, la ACT continúa con el trabajo para diseñar un protocolo adecuado a las necesidades del momento que garantice lo máximo posible la salud de los deportistas.

El 30 de mayo los clubes están convocados para una asamblea en la que se evaluará la situación y se aprobara el protocolo a seguir para el comienzo de la competición.