Una carrera para disfrutar del entorno

14.02.2020 | 06:20
Una carrera para disfrutar del entorno

este próximo domingo me traslado a Lezo para disputar la Lezo-Jaizkibel, una carrera que no presenta una gran distancia, ya que son 14 kilómetros, pero habrá que tener cuidado con el desnivel ya que andaremos cerca de los 700 metros de desnivel positivo. Más o menos es lo que me salió a mí un domingo de hace tres semanas cuando me acerqué por la zona, gracias a la ayuda de uno de sus organizadores, Xabi, con la idea de visualizar el recorrido. No parece mucho desnivel; o sí, depende de quien lo mire. Una cosa está clara viendo el perfil del mismo: se encuentra dividido en dos exigentes subidas.

La carrera comenzará a las 10.00 horas en la plaza de Lezo. Allí se citarán corredoras de la talla de Ainhoa Sanz y Lurdes Oiartzabal, en chicas; y Ander Iñarra, Igor Amantegui y Joxe Amunarriz, por parte de los chicos. Después de un kilómetro de tranquilidad por las calles de Lezo, se toma ya senda de monte. Justo en el momento que se acaba el asfalto, comienza una de las dos subidas del día. No tiene gran dureza, exceptuando algún tramo, pero se trata de un ascenso que no da tregua, con lo que regular el ritmo será clave. Son aproximadamente 1,4 kilómetros al 20% de desnivel hasta alcanzar la cima de Munttar, donde se sitúa el primer avituallamiento. Una vez superado este repecho, se ve el increíble paisaje resultado de mezclar el monte con el mar. No nos durarán mucho estas vistas, ya que se toma un camino a la derecha del Jaizkibel para acceder a un terreno muy corrible y llegar a la parte baja, donde están situadas sus antenas.

Con un brusco giro a la izquierda se accede a la senda que nos lleva hasta las antenas. Si en la primera subida es importante controlar el ritmo, en esta segunda, más corta, de 800 metros, pero con el 34,5% de pendiente media, lo es aún más.

Una vez arriba, podremos reponernos de este considerable esfuerzo con el segundo avituallamiento, también con algo sólido, situado en las ruinas del fuerte de San Enrike, que data de la última guerra carlista. Nuevamente con el mar a nuestros pies y ya en el kilómetro 7,2, nos queda la bajada a Lezo buscando la meta.

El primer tramo de descenso es un poco más complicado dado su carácter técnico con bastante piedra y roca. Tenemos que tener cuidado, sobre todo en caso de que haya humedad, para no tener ningún percance. Es un tramo de un kilómetro que justamente termina en la primera de las tres torres por las que pasamos. Forman parte, junto con el castillo de Santa Isabel y un par de fuertes más, de las fortificaciones del monte Jaizkibel. Realmente esto le aporta un valor añadido a la carrera, al tratarse de una zona por la cual poder organizar posteriormente alguna excursión con mayor tranquilidad.

Entorno espectacular Una vez superada la tercera torre, y tras haber dejado atrás el tercer avituallamiento, acometemos un descenso más pronunciado, ahora sí con la mente puesta en la línea de meta. Tenemos que guardar fuerzas, puesto que, en lugar de bajar directamente, la organización nos propone una pequeña vuelta aprovechando la multitud de senderos existentes en la zona. Especialmente en un tramo ligeramente más exigente por no ser en descenso. Al finalizar el mismo ya cogemos el mismo sendero con el que iniciamos la prueba, para 500 metros más adelante llegar ya a las calles de Lezo. Solamente nos separan ya 500 metros de la plaza donde está situada la línea de meta de esta preciosa carrera.

Una vez en meta, para terminar de redondear la mañana, disfrutaremos por cortesía de la organización y de los patrocinadores, no solo los corredores sino también los acompañantes, de un generoso hamaiketako. Quince minutos más tarde de comenzar la prueba principal tendrá también lugar una carrera infantil, dividida en varias categorías. El precio, simbólico de un euro, de la inscripción irá íntegramente destinado a la Fundación SOS Himalaya.

Los 350 dorsales puestos a la venta para la carrera principal se agotaron en menos de dos horas, lo que habla mucho y muy bien de lo esperada que es esta prueba. Nos vemos este domingo en Lezo. ¿Corréis conmigo?

Programa carrera

Domingo 16 de febrero

Dorsales8.30-9.30

Salida10.00

Carrera infantil10.15

Llegada del primer corredor11.05

Entrega de premios11.30

Sorteos y hamaiketako

Consigna y duchas