Pena máxima para el Eibar en Lezama

roberto santamaría detiene un penalti a Esteban Burgos en el tiempo añadido y hace que el conjunto armero se tenga que conformar con un punto ante el amorebieta

26.09.2021 | 00:38
Javi Muñoz se lleva las manos a la cabeza al final del derbi ante el Amorebieta, sabedor de la oportunidad perdida por su equipo en el tiempo añadido. Fotos: LaLiga

Amorebieta1

Eibar1

AMOREBIETA Santamaría; Larrazabal, Markel Lozano, Arregi, Luengo, Seguín (Irazabal, min. 81); Álvaro Peña (San José, min. 81), Larrucea, Iker Bilbao (Etxaburu, min. 75); Orozko (Guruzeta, min. 66) y Obieta (Irazabal, min. 81).

EIBAR Cantero; Correa, Burgos, Etxeita, Glauder (Sielva, min. 85), Toño García; Javi Muñoz, Edu Expósito (Aketxe, min. 85); Corpas, Fran Sol (Blanco Leschuk, min. 62) y Stoichkov (Franchu, min. 71).

Goles 1-0, min. 22: Obieta. 1-1, min. 42. Edu Expósito, de penalti.

Árbitro Javier Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Expulsó por doble amonestación al local Luengo. Además, mostró tarjeta amarilla a Larrucea, también del Amorebieta.

Incidencas 1.236 espectadores. Antes de empezar el partido se rindió homenaje a Alfonso Barasoain, exentrenador del Amorebieta y el Eibar fallecido el pasado mes de mayo.

donostia – Roberto Santamaría se convirtió, para desgracia del Eibar, en el gran protagonista del encuentro de ayer en Lezama al detener un penalti a Esteban Burgos en el tiempo añadido que permitió salvar un punto al equipo vizcaino. De hecho, el empate a uno final, tras esa intervención del guardameta navarro, supo casi a victoria a un Amorebieta que, después de adelantarse con un gol de Koldo Obieta, vio cómo el Eibar le empataba con un penalti transformado por Edu Expósito antes del descanso y se quedaba en inferioridad tras la expulsión de Oier Luengo en el minuto 76.

Fue un duelo histórico entre los dos equipos de las localidades más pequeñas representadas en el fútbol profesional, que tuvo el ritmo y la intensidad que se le esperaba.

Arrancó el partido con viveza y un Amorebieta más cómodo sobre el césped que, después de un primer aviso armero en un disparo de Fran Sol a los cinco minutos, apretó la salida de balón de su rival generando dudas en el equipo de Gaizka Garitano. Llegó incluso el Amorebieta a estrellar un balón en el palo de la portería de Cantero después de un barullo en el área visitante que a punto estuvo de convertir en gol Arregi en el minuto 10.

Los locales encontraron el premio en el minuto 22 en un excelente pase de Iker Bilbao a la espalda de la defensa eibarresa sobre la carrera de Koldo Obieta, que resolvió con un contundente zurdazo.

El 1-0 relajó la presión del Amorebieta y despertó a un Eibar que comenzó a dominar el juego y a generar peligro por ambas bandas con centros laterales, sobre todo por la izquierda, que pusieron en apuros a la zaga local. Corpas tuvo el empate en sus botas en un disparo a bocajarro, muy centrado, que blocó Santamaría y en el 40 llegó el empate después de un penalti cometido por Arregi sobre Toño García que se encargó de transformar Edu Expósito.

Tras el descanso, el Amorebieta logró neutralizar el amago de dominio eibarrés y, tras una buena ocasión de Orozko en el 65, diez minutos después llegó la expulsión de Luengo por doble amonestación. El Eibar trató de adelantar líneas, pero Iñigo Vélez de Mendizabal introdujo un triple cambio para recomponer el sistema defensivo y logró su objetivo hasta que ya en el tiempo extra llegó el segundo penalti a favor del Eibar después de que Ozkoidi interceptara con el brazo un centro de Corpas. Esteban Burgos tuvo la oportunidad de dar los tres puntos a su equipo. El lanzamiento del argentino fue detenido por un Santamaría que decidió no moverse de la línea de gol y acertó de pleno.

noticias de noticiasdegipuzkoa