Un proceso de largo recorrido

13.07.2021 | 00:29
El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, en Wembley durante la final de la Eurocopa.

La Federación Vasca de Fútbol estudiará los próximos pasos a dar después de que la UEFA rechazara por unanimidad su solicitud formal de integrarse como miembro de pleno derecho

la decisión del Comité Ejecutivo de la UEFA de rechazar por unanimidad la solicitud formal de la Federación Vasca de Fútbol (FVF) de integrarse como miembro de pleno derecho, paso de carácter histórico que el organismo vasco dio el 15 de diciembre del pasado año en Nyon de la mano del entonces presidente Luis María Elustondo, quien se personó también ante la FIFA en Zúrich como parte de una expedición capitaneada por Jon Redondo, director de Deportes del Gobierno Vasco, sitúa a la Federación Vasca que preside desde el pasado mes de marzo Javier Landeta ante la necesidad de estudiar las próximas vías de actuación.

A la espera del lanzamiento de un comunicado oficial desde la FVF una vez analizado el terreno a explorar previa lectura y digestión de la correspondiente notificación oficial por parte de la UEFA, cabe recordar que la Federación vasca presentó en diciembre en la propia sede de la UEFA una copia de sus Estatutos; un dossier divulgativo en el que se recoge el recorrido histórico de la FVF y la Euskal Selekzioa desde 1915; un informe legal emitido por el Gobierno Vasco donde se motiva y fundamenta la capacidad representativa de la Federación; una copia del acuerdo aprobado por la Asamblea General de la FVF de Durango y la notificación oficial entregada a la RFEF, en la que anunció, en otra misiva, el paso dado en Zúrich y Nyon, además de invitarla a abrir un periodo de diálogo y negociación para "alcanzar un acuerdo integrador".

La decisión de la UEFA, con todo, no ha cogido por sorpresa a David Salinas-Armendariz, letrado del Ejecutivo de Iñigo Urkullu y abogado experto en Derecho Deportivo que redactó el extenso informe jurídico entregado en diciembre en Nyon y Zúrich y que expone a este periódico, a título individual y como valoración meramente personal, que "me parece positiva la contestación expresa y directa que ha dado la UEFA a la Federación Vasca de Fútbol", mientras que "el sentido de la respuesta ha sido el esperado, porque en ningún momento cabía esperar una resolución afirmativa en lo que a la UEFA respecta, pero había que ver y analizar los motivos esgrimidos y los términos empleados por la UEFA para seguir en el camino".

A la espera de recibir y analizar con detenimiento la citada respuesta de la UEFA, que según adelantó el domingo el portal Iusport remarca que la FVF "pertenece a la Federación Española de Fútbol" y que no cumple los criterios de admisión "al no ser un Estado reconocido por la mayoría de la comunidad internacional", el letrado apunta que "hay que analizar las posibles alegaciones complementarias que se pueden llevar a cabo y los elementos de recurso, que pueden ser ante los órganos internos de la propia UEFA o ante órganos externos, incluida la jurisdicción ordinaria y arbitral como es el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS)".

"Con vistas al futuro es posible cambiar el sentido de este pronunciamiento, aunque siempre condicionado a un acuerdo con la Federación Española de Fútbol como ya se recogía en las dos peticiones que realizamos, que es en lo que se debe perseverar y es un trabajo todavía pendiente", agrega Salinas-Armendariz, quien subraya, no obstante, que "para hacer un análisis global de la situación es fundamental esperar la resolución de la FIFA". "Mientras no haya un acuerdo con la Federación Española no va a haber un sí por parte de unos, ni de otros, pero el proceso radica en insistir y ratificarnos en que la vía emprendida es la correcta en el intento de abrir un proceso de negociación con la Federación Española a fin de llegar a un acuerdo que satisfaga a las dos partes presentando una propuesta trabajada, posibilista e integradora", incide asimismo a título personal el propio Salinas-Armendariz.

El letrado, por último, destaca a este periódico que "a la vista de los últimos sondeos de opinión que se han hecho sobre lo que opina la ciudadanía vasca y las fuerzas políticas vascas respecto a la oficialidad de todas las selecciones deportivas vascas, se observa que es un deseo abrumador del fútbol vasco, del deporte vasco y de toda la sociedad. En el caso del fútbol, además, hay un mandato por práctica unanimidad que se tomó en Durango en 2018 en la asamblea general de la Federación Vasca, que es soberana, y es indefinido y no expira".


noticias de noticiasdegipuzkoa