cuartos de final

No sería igual sin eden Hazard ni de Bruyne

Roberto Martínez esconde si jugarán o no sus estrellas ante Italia en el choque más apasionante de cuartos

02.07.2021 | 01:06
Roberto Mancini se dirige a sus jugadores en el Alianz Arena de Múnich, escenario del partido. Foto: N.G.

Munich – Roberto Martínez, seleccionador de Bélgica, admite que Kevin De Bruyne y Eden Hazard tendrán complicado recuperarse a tiempo de sus respectivas lesiones y jugar hoy (21.00 horas, Cuatro) los cuartos de final de la Eurocopa contra Italia, un partido sin duda de abolengo, aunque destacó que esperará hasta el último momento para tomar una decisión. Esconde las cartas sobre la presencia de dos jugadores capitales, sobre todo el centrocampista del Manchester City.

"Este jueves no pudieron entrenar, faltan 24 horas y eso es positivo. Esperaremos hasta el último momento para decidir. Veremos si podrán jugar o no. Tratamos de contar con ellos y estamos pensando en todo el torneo. para mañana será difícil", aseguró Martínez en la rueda de prensa de la víspera.

"Es una lesión muscular en el caso de Eden, será difícil. Para De Bruyne es un problema de ligamentos, es una decisión del cuerpo médico. No es una decisión futbolística, esa llegará después de la decisión del cuerpo médico", agregó el preparador.

Reconoció que contar con De Bruyne ante Italia supondría un plus importante. "Kevin es el mejor diez del mundo. Todo entrenador quisiera tenerle a disposición, pero es necesario que estén al cien por cien. En este momento es difícil saber cómo estará", explicó.

Su colega, el italiano Roberto Mancini espera que jueguen los dos, aunque eso sin duda potenciará mucho más a su rival. "Quizás nos enfrentemos al mejor equipo de Europa junto a Francia, sabemos que será difícil pero intentaremos jugar nuestro partido", añadió el técnico.

Destino Wembley Lo cierto es que Bélgica e Italia, pendiente del capitán Giorgio Chiellini, se verán las caras en el encuentro más destacado de esta ronda, cuyo premio es la final a cuatro de Wembley.

Tanto Bélgica como Italia acabaron su camino en la Eurocopa de 2016 en los cuartos de final, respectivamente ante Gales y Alemania, e intentarán derrumbar el muro de esta ronda este año en Múnich, en una cita en la que la presencia o ausencia de De Bruyne y Eden Hazard puede revolucionar los equilibrios.

Si no juegan, cabe esperar que el extremo del Atlético Yannick Carrasco entre en la izquierda por Hazard y que Dries Mertens, el mayor goleador de la historia del Nápoles, salga por la derecha en vez de De Bruyne.

Más allá de esos cambios forzados, Martínez repetiría con una línea de tres veteranos zagueros, Vertonghen, Vermaelen, Alderweireld, y con un centro del campo trabajador, con Thorghan Hazard, Witsel, Tielemans y Meunier. Y como nueve, Bélgica alineará sin duda a Romelu Lukaku, al que conocen bien en Italia porque se ha proclamado campeón con el Inter de Milán y ha sido elegido mejor jugador de la temporada.

Bélgica tendrá una Italia que vive un gran momento de forma y en la que Roberto Mancini puede contar con sus 26 jugadores a disposición.

Recuperar a Giorgio Chiellini, el capitán azzurro, y alinearle al lado de Leonardo Bonucci supondría una inyección de confianza para Italia en el intento de contener el ímpetu de Romelu Lukaku, que solo marcó un gol, desde el punto de penalti, en los dos enfrentamientos con Chiellini de este año en la Serie A.

noticias de noticiasdegipuzkoa