El Eibar, a Vila-Real sin complejos

2ª jornada el cuadro azulgrana visita el complicado campo del villarreal sin renunciara nada y con la posible novedad del recién llegado kevin en su alineación inicial

19.09.2020 | 00:25
Oliveira y Martínez pelean por un balón durante un entrenamiento de esta semana en Atxabalpe.

donostia – En pleno proceso de renovación de su plantel y con el equipo abierto a salidas y llegadas. Con caras nuevas que no se han adaptado aún al ideario de Mendilibar. Y en el campo de uno de los equipos que más y mejor se han reforzado durante el verano, el Villarreal de Unai Emery. No parecen las mejores circunstancias para competir, pero el Eibar no renuncia a nada hoy (16.00 horas) en el Estadio de La Cerámica. Es el armero un conjunto de propuesta valiente y descarada, y todo apunta a que los azulgranas la pondrán en práctica esta tarde en tierras levantinas.

Poco después de su debut liguero ante el Celta, en el que se estrenaron sus dos primeros fichajes, el internacional polaco Damian Kadzior y el malagueño José Recio, llegó cedido por la Real Kevin Rodrigues para reforzar la línea de contención. Y el pasado miércoles se hacía oficial el fichaje de Yoshinori Muto, delantero japonés prestado por Newcastle y que incrementará el poderío eibarrés en el apartado ofensivo. Muto lo tiene casi imposible para jugar en Villarreal, ya que apenas conoce el equipo y solo ha completado un entrenamiento con el resto de la plantilla, pero Mendilibar lo incluyó ayer en la lista, por si tuviera que tirar de él en los minutos finales del encuentro. El resto de los jugadores estarán a plena disposición del técnico salvo los lesionados José Ángel y Anaitz Arbilla, y el sancionado Pape Diop. La principal novedad podría ser la inclusión en el once de Kevin Rodrigues, que esta semana en los entrenamientos ha acreditado nivel y no precisa de adaptación, al conocer perfectamente la Liga.

En el Villarreal causan baja por lesión Alberto Moreno, Carlos Bacca y el exarmero Rubén Peña. Las ausencias no parecen suponer ningún quebradero de cabeza para Emery, a cuyas órdenes trabaja un plantel de quilates al que parece quedársele incluso corto el objetivo de la Europa League. Y es que en La Plana miran más a un posible billete de Champions.