A comenzar con buen pie

Primera jornada la sociedad deportiva eibar inicia la temporada en ipurua frente a un celta que tampoco ha completado su plantilla todavía (16.30 horas)

12.09.2020 | 00:52
Pape Diop, en el amistoso frente a Osasuna. Foto: Unai Beroiz

eibar – El Eibar comienza su séptima temporada consecutiva en la élite recibiendo al Celta en su feudo de Ipurua, sin apenas novedades, confiado en un bloque que hasta ahora ha funcionado bajo la batuta de José Luis Mendilibar (16.30 horas)

Tras una pretemporada corta y atípica por el COVID-19, en la que el Eibar solo encajó una derrota ante el Leganés y firmó victorias y empates de postín a domicilio ante Osasuna y Athletic, los azulgranas conceden un valor doble a este encuentro, por un lado el que otorgan los puntos y por otro arrancar con confianza un nuevo proyecto puesto en duda desde algunos sectores.

Los eibarreses llevan dos años consecutivos perdiendo en su debut liguero y quieren romper su racha, conscientes de que el Celta le tiene tomada la medida en Ipurua, ya que en los seis enfrentamientos directos en casa, los gallegos han arrancado dos victorias y un empate.

Los armeros, que apenas se han reforzado, esperan la presencia del jugador cedido por Leganés José Recio aunque no es segura la de su otra novedad, la del delantero polaco Damián Kadzior, que no pudo jugar con su selección en la reciente Liga de Naciones y está entre algodones.

Definitivamente descartado está el lateral Cote Valdés, que sigue lesionado y tiene todavía para varios meses y también será baja el central Anaitz Arbilla, que no ha actuado en los partidos previos tras terminar lesionado la pasada temporada y el joven Sergio Cubero, que pasará por quirófano el lunes debido a una debido a una fractura en el cuarto metatarsiano del pie derecho.

En el equipo rival, el primer proyecto del Celta desde el inicio de la era Óscar García Junyent arranca con un bloque al que todavía tienen que incorporarse tres o cuatro piezas, imprescindibles para suplir la salida de jugadores relevantes como Murillo, Rafinha o Smolov, además de las lesiones de sus dos primeros porteros: Rubén Blanco y Sergio Álvarez.

El Celta aún está muy lejos de ser el equipo competitivo que quiere su entrenador, sobre todo por las carencias defensivas que han evidenciado que la sombra del colombiano Murillo, decisivo en la consecución de la permanencia, es muy alargada.

Todo apunta a que la dupla Aidoo-Araujo arrancará el curso en el centro del eje defensivo. Hugo Mallo parece fijo en el lateral derecho y la duda está en si mantiene al uruguayo Olaza o sitúa a Juncá, titular en dos de los tres amistosos, en el costado izquierdo.

El peruano Renato Tapia, uno de los refuerzos veraniegos, se estrenará como titular en el fútbol español, después de que la salida del uruguayo Toro Fernández permitiera al Celta inscribirlo en LaLiga. Formará en la medular junto a Fran Beltrán, con Denis Suárez tirado a la banda derecha y Nolito a la izquierda. Aspas es indiscutible en la línea de ataque, donde le podría acompañar Miguel Baeza o Emre Mor.

Mendilibar no podrá contar con los lesionados Anaitz Arbilla, Cote y Sergio Cubero, que pasará el lunes por el quirófano

Noticias relacionadas