Empate de mérito del Eibar

El conjunto armero se adelantó por medio del canterano Unai Arieta, pero cedió ante el empuje de los rojillos; hoy, último amistoso, ante el Athletic (11.30)

05.09.2020 | 00:41
Los jugadores del Eibar felicitan a Arieta tras el gol armero. Foto: Unai Beroiz

Osasuna1

Eibar1

OSASUNA Rubén; Nacho Vidal, Aridane, Raúl Navas, Zabarte (Ruben García, min. 75); Torró (Oier, min. 79), Brasanac (Iñigo Pérez, min, 5. Aimar Oroz, min. 45), Javi Martínez (Roberto Torres, min. 75), Córdoba (Enric Gallego, min. 65), Kike Barja; Chimy Ávila (Adrián, min. 65).

EIBAR Yoel (Jon Mikel, m. 45), Oliveira, Martínez, Pape Diop, Soares, Inui, Olabe (Unai Dufur, min. 77), Kike García, Tejero, Eñaut (Edu Expósito, m. 67) y Arieta (Quique González, min. 67).

Goles 0-1, min. 19: Unai Arieta. 0-2, min. 45: Asier Córdoba.

Árbitro Imanol Irurzun (Comité navarro). Amonestó al jugador de Osasuna, Chimy Ávila.

Estadio Tajonar, a puerta cerrada.

donostia – El Eibar logró un meritorio empate ayer ante Osasuna en Tajonar. Hasta Iruñea se desplazaron los armeros, que siguen a la espera de nuevos refuerzos para una plantilla joven y con un notable número de canteranos en la convocatoria.

Uno de ellos, el delantero Unai Arieta, puso en ventaja al conjunto guipuzcoano. Corría el minuto 20 cuando Kike García, compañero del canterano armero en el ataque, ganó línea de fondo y puso un centro medido para que Arieta cruzase el balón al palo derecho de la portería rojilla, defendida ayer por Rubén Martínez.

Los pupilos de Jose Luis Mendilibar desplegaron un buen fútbol y gran intensidad durante la primera parte del encuentro. Ejemplo de ello fue el trabajo de la zaga, con especial mención para José Antonio Martínez, que no se arrugó en ningún instante ante las acometidas del Chimy Ávila. A pesar de ponerse por delante, los armeros sufrieron el trabajo incansable de los hombres de Jagoba Arrasate. En una de esas internadas navarras, ya al filo del descanso, Asier Córdoba puso la igualada con un tiro seco y duro al que nada pudo hacer Yoel, titular ayer ante la ausencia de Dmitrovic, convocado con su selección.

En la segunda parte, Osasuna hizo valer su faceta de local y puso en aprietos a la zaga eibartarra. En el tramo final, los rojillos tuvieron varias ocasiones claras. Una de ellas tuvo como protagonista a Kike Barja, que puso el broche a una jugada con el Chimy que no logró ver portería. Hoy, a las 11.30 horas, último amistoso del verano ante el Athletic en Lezama.