El Real Unión se adelanta, perdona y cede dos puntos

EMPATE CÁRDENAS MARCÓ EL 1-0
TRAS OCHO MINUTOS DE PARTIDO, PERO OSASUNA
| B igualó al filo del descanso

10.02.2020 | 06:26
Borja Viguera protege el balón ayer en el Stadium Gal, ante un jugador del filial de Osasuna.

Real Unión1

Osasuna B1

REAL UNIÓN Irazusta; Ekhi, Borda, Télis, Garrido; Cárdenas (Galán, m. 72), Beobide, Estrada (Capelete, m. 62), Aranzabe (A. Eizmendi, m. 81); Etxaburu y Viguera.

OSASUNA B Martínez; Gorka (Goñi, m. 81), Herrando, Liza, Zabarte; Javi (Santafé, m. 73), Aranguren, Calvillo, González; Gabriel y Marcos Mendes (Oroz, m. 65).

Goles 1-0, m. 8: Cárdenas. 1-1, m. 37: Marcos Mendes.

Árbitro Subirats Matamoros. Solo amonestó a futbolistas de Osasuna B: Herrando, Martínez, Oroz y González.

Incidencias Partido disputado ayer por la tarde en el Stadium Gal de Irun.

irun - Al Real Unión continúan resistiéndosele las victorias. Y, por lo tanto, continúa el cuadro txuri-beltz sin poder respirar tranquilo, atosigado por los puestos más bajos de la clasificación. Los irundarras sumaron ayer un agridulce empate en el Stadium Gal frente al filial de Osasuna. Se medían a un buen rival y fueron superiores durante largas fases. Pero solo pudieron obtener una igualada que, en lo meramente numérico, se antoja insuficiente. De momento, los de Alberto Iturralde se mantienen fuera de la zona de descenso. Pero el margen de error resulta mínimo.

El partido de ayer en Gal comenzó muy bien para los intereses locales. El usurbildarra Cárdenas soltó un derechazo desde la frontal del área que adelantó al Real Unión en el minuto ocho. El tempranero gol, además, afectó a los rojillos, que tardaron en reaccionar. Los txuri-urdin no levantaron el pie del acelerador y continuaron siendo más que su adversario, aunque no pudieron traducirlo en nuevos goles. El lateral de los navarros, Zabarte, evitó que Borja Viguera rematase en boca de gol un envío lateral de Ekhi desde la banda derecha, quizás en la oportunidad más clara de los guipuzcoanos para hacer el segundo. Osasuna Promesas no llegaba y las sensaciones apuntaban a que ese 2-0 estaba mucho más cerca que un hipotético 1-1, pero, como suele suceder en estos casos, llegó la sorpresa. Una jugada del aramarra Oier Calvillo, formado en la cantera de la Real, se saldó con un rechace que enganchó Marcos Mendes para marcar el empate. Un gol de factura similar al que había hecho el propio Real Unión minutos antes.

La igualdad en el marcador generaría después un segundo acto muy distinto al primero, de dominio alterno. Ambos equipos intentaron buscar la victoria. Ninguno fue superior al rival. Y tampoco es que se produjeran excesivas ocasiones. La ansiada victoria que permita al Real Unión asomar la cabeza tendrá que llegar la semana que viene. Entonces, los dirigidos por Alberto Iturralde visitarán al Arenas de Getxo, 18º en la tabla con solo dos puntos menos. Una derrota en tierras vizcainas les metería de lleno en la zona roja de la clasificación. - N.G.