Liga Asobal: Firme victoria del Bidasoa Irun sobre el Benidorm (30-26)

El equipo irundarra se muestra convincente en Artaleku para superar al equipo alicantino

01.12.2020 | 21:04
Rodrigo Salinas, en una acción del partido contra el Benidorm.

Después de la derrota en Puente Genil el pasado sábado, pintaban bastos. Sin tiempo para preparar nada (un entrenamiento) y con las magulladuras del camino, el Bidasoa recibía al Benidorm en Artaleku, sin público y con las dudas lógicas del impacto que podía dejar esa derrota en el plantel bidasotarra, más exigido que su oponente. Los benidormenses han cumplido con el objetivo de ganar al Villa de Aranda en cancha burgalesa el fin de semana. Optaron por viajar seguido a Irun y esperar acontecimientos. No cabía la menor duda de lo que planteaba el entrenador visitante, Fernando Latorre, que en la previa declaró sus intenciones. Reconocía que tenían poco que perder, muchísimo que ganar y que llegaban al pabellón irundarra "a por todas".

No ha dado esa sensación o no han encontrado la tecla para desdibujar al bando amarillo. Los dos conjuntos, de salida, han optado por una defensa adelantada 5-1, con Kauldi y Folques en los avanzados. Le ha salido mejor al cuadro local que a los de Fernando Latorre, que ha optado después por un 3-2-1 profundo que dejaba muchos aclarados atrás. Tantos, que los jugadores de la segunda línea se han puesto las botas de meter goles en la meta de Tercariol. Lo que en principio, siempre la teoría, planteaba un partido más rocoso, el devenir de los acontecimientos ha alejado esa posibilidad. Que los irundarras han salido con las pilas puestas lo demuestra el hecho de que en los primeros ocho minutos ya llevaban dos excluidos (Tesoriere y Kauldi). Poco tiempo más tarde, la sanción le ha correspondido a Matheus da Silva. En Artaleku no querían sorpresas.

Así se explica que en el primer tiempo hayan logrado veinte goles, buena parte de ellos desde los seis metros, tanto en el pivote como en los extremos y en los desdoblamientos a doble pivote. Cuando el técnico visitante ha decidido cerrarlo todo con un 6-0 más tradicional, el partido estaba muy bien orientado para los guipuzcoanos (20-14, al descanso).

Nada ha cambiado tras el pase por vestuarios, porque el Bidasoa ha seguido en ese punto de firmeza y eficacia que el Benidorm no ha podido superar. Los locales han alcanzado una ventaja de nueve goles en el ecuador del segundo periodo (26-17) dando la sensación de que el encuentro estaba finiquitado, porque el cuadro visitante no proponía nada diferente que pudiera hacer tambalearse el triunfo de los de Artaleku. Mientras el técnico visitante pedía a los suyos un poco más de tensión, porque no es fácil jugar con tanta desventaja, Cuétara ha decidido probar cosas diferentes (Matheus-Julen en el pivote ofensivo), rotar a su gente y evitar esfuerzos añadidos.

En ese tramo final, ha bajado la línea de prestaciones ofensivas (Tercariol mejoró sus estadísticas bajo palos) y el Benidorm ha aprovechado para que los números del tanteo final le castigaran menos que al descanso. De los últimos siete goles del partido, cinco han correspondido al color azul de los visitantes. El Bidasoa no ha querido castigarse tratando de mantener el acierto ofensivo. De hecho, en el segundo tiempo ha bajado a la mitad el número de tantos conseguidos. Tampoco el Benidorm ha incrementado sus prestaciones, entre otras cosas porque la salida al terreno de juego del meta Sierra ha mejorado el porcentaje en la meta local (40%).

El Bidasoa ha cumplido con todos los objetivos del partido: jugar bien, contar con toda la plantilla (incluido Racotea), ganar, recuperar buenas sensaciones y sumar dos puntos que le permiten mantenerse, en solitario, como segundo en la clasificación de la liga. En el horizonte inmediato afronta otro partido exigente en su propio feudo. Este próximo sábado llega el BM Cuenca, que en las últimas jornadas parece estar recuperando las viejas sensaciones, ganando partidos y tratando de saltar posiciones. Los de Lidio Jiménez son cuartos.

FICHA DEL PARTIDO:

BIDASOA IRUN: 30
BENIDORM: 26

BIDASOA IRUN Xoan Ledo, Mikel Zabala (4), Kauldi Odriozola (1), Iker Serrano (4), Rodrigo Salinas (4), Sergio de la Salud (4), Jon Azkue (3) –siete inicial– Tesoriere, Matheus da Silva, Nico Bonanno (2), Donat Bartok (1, de p), Dan Racotea (1), Julen Aginagalde (4), Crowley , Tao Gey (2) y J.M. Sierra (ps).
BENIDORM Tercariol, Borja Méndez, Jose Oliver, Jules Lignieres (2). Parker (5), Mario López (3, 1p), Josep Folques (1) –equipo inicial- Gonzalo Porras (1), Spiljak (1), Emil Feuchtmann (2), Adrián Nolasco, Iván Rodríguez (8), Nikcevic (3,1p) y Roberto Rodríguez (ps).
Parciales 4-3, 8-5, 10-7, 14-10, 17-12, 20-14 –descanso–, 22-15, 23-15, 26-17, 28-21, 29-21, 30-26.
Árbitros Martín Soria y Monjo Ortega. Exclusiones de Lignieres, Oliver, Spiljak, por los alicantinos; Tesoriere, Kauldi y Matheus (2), por los irundarras.
Incidencias Artaleku, a puerta cerrada, sin espectadores. Partido correspondiente a la duodécima jornada, que no pudo disputarse en la fecha establecida. Antes de comenzar el encuentro, se guardó un minuto de silencio en recuerdo de Juan de Dios Román, expresidente de la RFEBM, recientemente fallecido.