El debut del Bidasoa, en el aire

BALONMANOeL rival de los iruneses, el pauc francés, ha solicitado a la ehf el aplazamiento del partido de ida al tener dos positivos en la plantilla

20.08.2020 | 23:16
Iñaki Cavero, dispuesto a lanzar a portería en el duelo liguero del pasado curso ante el Huesca en Artaleku.

donostia – Dos positivos por COVID-19 pueden trastocar el plan de viaje del Bidasoa-Irun en su vuelta a Europa, por segunda campaña consecutiva. El conjunto irundarra tenía previsto partir la próxima semana por carretera rumbo a Aix-en-Provence (Francia) para disputar la ida de la primera ronda de clasificación para la próxima Liga Europa, la segunda competición continental de balonmano, prevista para el 29 de agosto. Sin embargo, el plan inicial está desde ayer al mediodía en el aire, tras conocerse que el PAUC, el rival de los bidasotarras en la eliminatoria, ha solicitado a la Federación Europea de Balonmano (EHF) el aplazamiento del encuentro en tierras galas a causa de dos positivos por coronavirus que se han detectado en su plantilla.

"L'ARS (Agencia Regional de Salud) nos ha demandado tomar las siguientes medidas: diez días de aislamiento para el equipo profesional, el staff técnico y el personal administrativo que hubiera estado en contacto con el equipo profesional", reza el comunicado del PAUC, que anuncia que la plantilla ya se ha realizado un segundo test en el que, si no se descubriera ningún positivo más, los entrenamientos del conjunto galo podrían retomarse el 26 de agosto. Por esa razón, el no poder entrenar más que tres días antes del encuentro, el club provenzal ha realizado esta petición de aplazamiento del encuentro al organismo federativo europeo. A última hora de la tarde de ayer, la EHF no había notificado ninguna novedad a este respecto. Desde el Bidasoa-Irun siguen a la espera de conocer qué decisión o decisiones toman los responsables de la competición, según ha podido saber este periódico. Curiosamente, también en la tarde de ayer, la EHF dio a conocer que los equipos noruegos Haslum y Arendal, que debían disputar la ronda previa en las mismas fechas que el Bidasoa-Irun, quedan apeados del torneo.

Según explican los dos clubes escandinavos, renuncian a la previa "por responsabilidad con sus jugadores, familia y la sociedad noruega". El Gobierno de su país solicitó recientemente a sus ciudadanos no salir del país. "Debemos ser modelos a seguir para los niños y jóvenes jugadores de balonmano", resalta el club.