Liga Asobal: el Bidasoa pierde en Huesca (29-23)

El conjunto irundarra cae ante el tercer clasificado

27.02.2021 | 16:57
El Bidasoa no pudo vencer en Huesca.

El duelo en la cumbre que se esperaba, entre el segundo y tercer clasificado de la liga Asobal, no lo fue tanto, porque el Bada Huesca se presentó al partido con las pilas mucho más puestas, ante un Bidasoa que disputó un primer tiempo para olvidar, ausente y sin acertar en casi nada. Como si estuvieran pensando en otra cosa, los de Cuétara marcaron un ritmo muy lento en todo el primer periodo. Pese a lograr posiciones ventajosas en ataque, la terminación de las jugadas no fue lo que el encuentro necesitaba. La actuación del portero Espinha, quizás motivado por el fallecimiento de su compatriota Quintana, marcó claras diferencias. Sacó brazos y piernas para desbaratar casi todo lo que el Bidasoa intentaba. Por encima del 50% de efectividad bajo palos, fue una pesadilla para el ataque visitante.

Como quiera que en defensa tampoco asomaba la fortaleza necesaria para evitar el ataque local, el cuadro de Nolasco se sintió muy cómodo tanto desde el lanzamiento exterior, como en los pases a la segunda línea. Pocas ayudas en el 6-0, pocos pasos al frente y poca tensión en los amarillos. Con esa tendencia en el juego, el encuentro entró en los cinco últimos minutos de la primera parte con seis goles de ventaja para los aragoneses (12-6). Una doble exclusión de Carmona en la misma jugada y otra posterior de Marcelo aclararon el panorama al conjunto irundarra. Dos goles de Crowley y uno de Rodrigo Salinas sobre la bocina, desde siete metros, redujeron la desventaja a tres tantos.

A la vuelta del descanso, el partido entró en una dinámica diferente. Poco después de disputarse diez minutos, Julen Aginagalde conseguía las tablas en el marcador (17-17). Volver a empezar desde una posición de igualdad que los oscenses asumieron mejor que el cuadro de Cuétara. Pese a lo que pudiera esperarse, tres goles consecutivos de los locales (20-17) echaron por tierra cualquier intento de remontada. El tiempo muerto del técnico de Artaleku no encontró respuesta (22-19), a falta de diez minutos para la conclusión. Un parcial de 11-5 a favor del cuadro local llevó el partido a un 28-22 a falta de pocos minutos para la conclusión. Poco más había que hacer salvo esperar el tanteo final que certificara la victoria del equipo oscense.

Por tratar de encontrar alguna razón sólida que ayude a entender un partido tan plano de los guipuzcoanos, cabe señalar que la presencia de Sergio de la Salud, Mikel Zabala o Kauldi Odriozola, con recientes lesiones a sus espaldas, fue casi testimonial. Tampoco viajó el portero Xoan Ledo con problemas en un aductor, lo que conllevó la presencia en acta del joven Jon Ander Larrarte. Por añadir otro dato elocuente, el encuentro terminó con una única exclusión en el bando visitante. Correspondió a Crowley al poco de iniciarse la contienda. Ninguna más, contra lo que suele ser habitual, máxime si valoramos el tipo de partido que se jugaba. Con excepción del encuentro ante el Puerto Sagunto en Artaleku, no hay en toda la temporada un balance similar.

Bada Huesca sacó adelante el partido con merecimiento. Poco que oponer a su triunfo. Trabajó, sobre todo en el segundo periodo, con el pivote Montoya. Encontró en los laterales Joao Pinto y Alex Marcelo, más de la mitad de los tantos de su equipo entre ambos, los brazos ejecutores de los lanzamientos exteriores que no encontraron freno.

Con esta derrota, el Bidasoa sigue siendo segundo en solitario, pero pierde el colchón de puntos de ventaja del que disponía. Los seis goles de ventaja local igualan los que consiguió el conjunto bidasotarra en la primera vuelta (27-21). Ahora, se detiene el campeonato para dar paso a la Copa a partir del viernes en Madrid. Mucho deberán cambiar las cosas para que el partido de cuartos de final ante el Benidorm conceda opciones de éxito. Todo empieza por recuperar lesionados, cerrar filas y elevar el nivel de concentración perdido.

Datos del partido


Huesca 29
Bidasoa 23
BADA HUESCA Espinha;  Iván Montoya (4), Adriá Pérez (3), Mosquera (2), Alex Marcelo (7), Sergio Pérez (1), Joao Pinto (9, 4p) –equipo inicial– Carmona, Tioumentsev (1), Oier García (1), Rodrigo Benites (1), Gucek (1), Asier Nieto, Miguel Malo, David Arguilles (ps) y Broto (ps).
BIDASOA-IRUN J.M. Sierra; Cavero (1), Crowley (3), Julen Aginagalde (6, 1p), Rodrigo Salinas (5, 3p), Azkue (4) y Bonanno –equipo inicial- Jon Ander Larrarte (ps), Racotea (2), Iker Serrano, Tesoriere, Matheus, Kauldi Odriozola, Sergio de la Salud (2), Mikel Zabala y Gorka Nieto.
Marcador 1-1, 5-2, 7-3, 9-5, 12-6, 13-10 (descanso); 16-14, 17-16, 19-17, 22-19, 29-23.
Árbitros García Serradilla y Marín Lorente (Comité catalán). Exclusiones de Carmona (2), Marcelo, Gucek, por los oscenses; Crowley, por los irundarras.
Incidencias Palacio de los deportes de Huesca. Presencia de 300 espectadores en partido correspondiente a la jornada 22ª. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo del meta del Porto, Alfredo Quintana, recientemente fallecido.