Compitió con fuertes dolores de espalda

Eguibar acabó “satisfecho” porque pudo sobreponerse

19.02.2021 | 00:00

Donostia – Lucas Eguibar acabó "supercontento" la prueba austriaca a pesar de que le "duele mucho la espalda". "Estoy andando bastante bien, que es lo que más me motiva. Estoy compitiendo muy bien, haciendo buenas salidas... y por eso me voy muy satisfecho", comentó el donostiarra al término de la competición.

"Este era un circuito en el que penalizaban mucho las curvas. Mis curvas, cuando eran de espaldas –él fue el único goofy (los que se deslizan con la pierna derecha adelantada sobre la tabla) de los que disputaron la final– me adelantaban todos; y yo, cuando podía meterme por el interior, los adelantaba a ellos", explicó.

"Allí es donde aprovechaba. Me dije la carrera está aquí y voy a pensar un poquito. Aunque me adelanten, en la curva 4 tengo que meterme con el cuchillo entre los dientes, pensé. Y eso fue lo que hice", manifestó Luki, que es como le conocen sus amigos.

"Estoy muy contento, porque después del campeonato del mundo acabé con muchos dolores de espalda y he podido competir. Pero ahora estoy bastante mal", precisó.

"De hecho, en la salida de la final me estaban temblando las piernas del dolor. Y en cuanto llegué a meta me tiré al suelo, porque iba fatal, fatal", indicó el campeón del mundo de boardercross, que buscará la gloria olímpica el año que viene.

"Pero el trabajo está hecho. Estoy muy feliz, aunque los dolores de espalda no me dejan disfrutar del todo este gran resultado", apuntó. "Pero de verdad que estoy muy contento. Me he vuelto a meter en los puestos delanteros de la clasificación general", apuntó.

"Estoy muy feliz", recalcó por último Lucas Eguibar tras firmar ayer por la mañana su decimotercer podio en la Copa del Mundo, competición en la que cuenta con cuatro victorias.