Localizado un conjunto insólito de grabados rupestres en Urdazubi

Se trata de una serie de estampas y pinturas poco habituales en el arte paleolítico

01.10.2021 | 00:35
Uno de los grabados descubiertos en la cueva Alkerdi 2 de Urdax.

donostia – Histórico descubrimiento en Urdazubi: un conjunto insólito de grabados de 25.000 años en la cueva Alkerdi 2 ha sido localizado recientemente y será presentado mañana por la Dirección General de Cultural-Institución Príncipe de Viana y el Ayuntamiento de la localidad.

Se trata de una serie de grabados y pinturas poco habituales en el arte paleolítico, según el Gobierno de Navarra. Consisten en una docena de representaciones figurativas grabadas, entre las que hay bisontes, uros, caballos y cuatro vulvas, además de cinco series de líneas dobles trazadas en pintura roja.

Los grabados se han encontrado en un entramado de galerías estrechas a las que se accede por una gatera casi impracticable, en un punto muy profundo de la cavidad, dos pisos por debajo de la entrada actual.

El estudio preliminar ha estado coordinado por el especialista en arte rupestre prehistórico Diego Garate, de la Universidad de Cantabria. Al respecto, Olivia Rivero, de la Universidad de Salamanca y miembro del equipo de investigación, apunta que "el estudio tecnológico de los surcos grabados demuestra que la persona que los realizó carecía de la destreza propia de los artistas. En este sentido, parece un aprendiz o inexperto porque no es capaz de crear trazos continuos y seguros".

Este detalle aparentemente intrascendente tiene grandes implicaciones en las futuras investigaciones e interpretación del arte rupestre, ya que "generalmente, las paredes parecían reservadas a aquellas personas con una maestría artística como si el acceso a las mismas estuviera restringido, pero esta nueva galería nos ha descolocado totalmente", indica Garate.

Las figuras localizadas responden a unas convenciones gráficas propias del periodo Gravetiense (entre 28.000 y 20.000 años) y del área continental de Europa, señalan los expertos, que precisan que se diferencia del arte peninsular de la época donde los ejemplos similares son muy escasos.

Los nuevos hallazgos se unen a las pinturas negras y rojas y grabados localizados en 2016 en el mismo proyecto y que supuso el descubrimiento de Alkerdi 2 como la segunda cueva decorada del Paleolítico conocida en la Comunidad Foral.

Con las investigaciones todavía en curso, la cueva de Alkerdi 2 resulta de enorme importancia para un mejor conocimiento de los orígenes de la expresión artística tanto en España como en el resto de Europa.

historia de las cuevas La historia de las cuevas de Alkerdi y Berroberria como yacimientos arqueológicos arranca en 1930 cuando N. Casteret descubre los primeros grabados rupestres paleolíticos para Navarra.

Su excepcionalidad ha seguido vigente hasta el año 2014, en que concurrieron dos hechos: la localización de un nuevo sector decorado en la cueva de Alkerdi I y la puesta en marcha de un proyecto de investigación por parte de la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana para evaluar el potencial arqueológico del entorno de ambas cuevas.

El proyecto tuvo un primer hito de gran importancia en el año 2016, cuando se descubrió la cueva de Alkerdi 2 y nuevas manifestaciones de arte rupestre paleolítico, así como un importante desarrollo de galerías vírgenes. En julio de 2020 se localizó una nueva galería decorada en la cueva de Alkerdi 2, en el marco de las exploraciones que el grupo de espeleología Satorrak realiza dentro del proyecto.

noticias de noticiasdegipuzkoa