mirarte

Sin distinción de géneros, pero con matices

24.06.2021 | 00:35
Gala de clausura del Zinemaldia del año pasado, última con galardones para el mejor actor y la mejor actriz.

NOTICIAS DE GIPUZKOA habla con cuatro profesionales del séptimo arte para conocer si la medida del Zinemaldia sirve realmente para construir una industria "más justa e igualitaria".

Berlinale abrió el camino y el Zinemaldia ha seguido el rastro. Ni en Berlín ni en Donostia habrá distinción de género para otorgar los galardones de mejor interpretación. El festival donostiarra se suma así "a los debates que en estos momentos se producen en el interior del movimiento feminista sobre este y otros temas". "No tenemos certezas, pero sí voluntad de seguir evolucionando y ayudando a construir una sociedad más justa e igualitaria", aseguró José Luis Rebordinos, director del certamen, el martes en la presentación de los carteles de la 69ª edición.

Sin embargo, y al igual que ocurrió hace un año en Alemania, lo que parecía un gesto que debería agradar a todos aquellos profesionales que reclaman la necesaria paridad en la industria, encontró rápidamente detractores: al haber menos películas protagonizadas por mujeres, menos posibilidades de ser premiadas.

Para las integrantes de Hemen, la asociación de mujeres del sector audiovisual y las artes escénicas de Euskadi, la decisión del Zinemaldia fue una sorpresa. "No se ha compartido con nosotras y nos ha dado pena porque no ha habido una conversación. Nos parece que como una asociación de mujeres, podríamos ser un buen interlocutor para este tema", explica la directora de cine Lara Izagirre en nombre de Hemen.

No obstante, la cineasta cree que la iniciativa es una respuesta realizada "con buena voluntad", lo que, sin embargo, no cambia la realidad "desde las raíces". "Al fin y al cabo, las actrices tienen una representación mucho menor que los hombres en el cine, y el método de antes era una manera de garantizar que se le iba a dar un premio a una mujer. Era una acción positiva para garantizar la igualdad en los premios", indica.

Según un estudio de 2019 de la Unión de Actores y Actrices y la Sociedad de gestión de Artistas e Intérpretes AISGE, las mujeres acaparan el 38% de los papeles protagónicos en el Estado frente al 62% de los hombres. Una cifra similar si se pone la mirada en Estados Unidos, donde el 40% de los filmes más taquilleros ese año tenían como protagonista o coprotagonista a una mujer.

Para Elena Irureta las cifras no lo son todo, ya que "la cantidad no hace la calidad". "Que haya muchas más películas protagonizadas por hombres no quiere decir que tengan más posibilidades de ganar. Lo que a ti te gusta es una interpretación, no si es de un hombre o una mujer", apunta, añadiendo que, de igual modo, los intérpretes más veteranos tendrían menos oportunidades de ganar: "Un actor de 70 años no tiene el protagonismo que un joven y eso no le hace mejor o peor intérprete. No se puede querer premiar a todo el mundo".

En sus casi cuatro décadas dentro de la industria del cine, la actriz nunca ha entendido esa separación entre hombres y mujeres en las categorías de interpretación. "Siempre he pensado que somos intérpretes, al igual que hay directores o guionistas. Estoy súper a favor de la decisión del Zinemaldia", explica la zumaiarra. Por este motivo, la actriz es de las que se ha sorprendido al comprobar como compañeras de profesión se han mostrado en contra de la iniciativa justificando que el número de películas protagonizadas por ellas es menor que el de ellos.

"Es un gesto simbólico que tiene un valor importante para que reflexionemos y se ponga a debate la perspectiva de género. Me parece muy bien que el Zinemaldia tenga conciencia sobre ello", opina, por su parte, el director Fernando Bernués, asegurando que la ansiada paridad "ojalá se diese no solo en el número de roles protagonistas, sino también en las mujeres que dirigen o hacen la fotografía de las películas".

Más allá de ello, el cineasta no tiene claro si la decisión acabará por influir o no en la toma de decisiones y pone como ejemplo que un hombre o una mujer gane tres ediciones seguidas el galardón. "En ese caso, ¿eso va a influir en la decisión del jurado al cuarto año? Es algo que no lo tengo claro", apunta, añadiendo que, a partir de ahora, "se podrán ver de otra manera los premios".

De igual manera opina la actriz Aitziber Garmendia. "La mayoría de las veces se suelen premiar los trabajos de los hombres y aunque esto es un paso adelante, espero que no sea para el beneficio de ellos", subraya, al tiempo que cree que la decisión del Zinemaldia es una buena noticia ya que es algo que se aleja del género binario: "Si no, parece que las personas tienen que ser sí o sí hombres o mujeres".

¿menos oportunidades? Desde Hemen desconocen si esta decisión se ha tomado para beneficiar a las personas no binarias, lo que, no obstante, no quita los problemas que tienen las mujeres en los festivales de cine. "No sé qué porcentaje de personas hay que no se identifican ni como hombres ni como mujeres, y que esa persona además sea la mejor intérprete de Zinemaldia. Eso pasará muy pocas veces", apunta.

Aun así, Izagirre comprende que "hay personas que no se identifican como hombres ni como mujeres", pero cree que con "una reflexión profunda se podrían encontrar diferentes soluciones y a la vez proteger algo que, por desgracia, necesitan las mujeres porque sus oportunidades de trabajo no están garantizados".

Por el mismo fin, Bernués también se alegra de la recuperación del premio al mejor reparto. Gracias a él, se pondrá la mirada en otras profesionales que muchas veces quedan al margen de los galardones. "Hay departamentos en los que la cuestión del género no importa y en los que también habría que incidir", asegura, confiando en que el cambio en la industria llegue "desde la propia industria".

Para la protagonista de Patria, por último, la decisión del Zinemaldia se suma a unos tiempos de cambio en la industria, con cada vez más mujeres haciendo las funciones de directoras y guionistas y, por lo tanto, cambiando el rol de ellas en las producciones. "Antes, la mayoría de las historias estaban escritas por hombres y eso, poco a poco, está cambiando. Esa es la principal razón que influirá en un cambio de protagonistas", sentencia.

"Creemos que con una reflexión profunda se podrían encontrar diferentes soluciones"

Lara Izagirre

Directora y vicepresidenta de Hemen

"Antes, la mayoría de las historias estaban escritas por hombres y eso está cambiando"

elena irureta

Actriz

"Es un gesto simbólico que tiene un valor importante para que reflexionemos"

fernando bernués

Director de cine

"Aunque esto es un paso adelante, espero que no sea para el beneficio de los hombres"

aitziber garmendia

Actriz


noticias de noticiasdegipuzkoa