Donostia Kultura perdió la mitad de su público en 2020

La venta de entradas se redujo en 100.000 por culpa del confinamiento y las restricciones de aforo

14.01.2021 | 13:00
Público con mascarilla en el Victoria Eugenia de Donostia.
Que el 2020 no fue un gran año para la cultura es más que evidente. No obstante, los datos que ha desvelado esta mañana Donostia Kultura dejan en buen lugar, dadas las circunstancias sanitarias del pasado curso, a la capital guipuzcoana. A pesar de que el número de entradas, espectadores y visitas se redujo a la mitad, la venta de tiques alcanzó los 90.000, lejos de los 190.000 del 2019, pero una buena cifra teniendo en cuenta que durante tres meses todos los espacios estuvieron cerrados y que durante la mayor parte del año se ha tenido que convivir con aforos reducidos y restricciones de movilidad.
 
El director de Donostia Kultura, Jaime Otamendi, y el concejal de Cultura de Donostia, Jon Insausti, no han escondido esta mañana, durante la presentación del balance del servicio el pasado año, su sorpresa ante las buenas cifras de espectadores. "Donostia Kultura ha sido una vacuna efectiva en un año complejo y muy difícil", han apuntado, desvelando que, aunque el número de entradas, espectadores y visitas se ha reducido a la mitad, la venta de tiques y la recaudación ha sido mucho mayor de la inicialmente prevista.
 
De este modo, en 2020 se vendieron 90.000 entradas, 100.000 menos que el curso anterior, y se recaudó 1,2 millones de euros, menos de la mitad (2,5) de 2019. Cifras muy positivas y que demuestran el gran apoyo de los donostiarras y del resto de guipuzcoanos por la cultura teniendo en cuenta que durante el confinamiento los espacios estuvieron cerrados y desde el verano se ha tenido que programar con aforos reducidos y nuevas restricciones.
 
Como es lógico, el número de visitas a casas culturales y a bibliotecas también se redujo: de 1,2 millones a 538.000 en el primer caso y de 901.000 a 409.000 en el segundo. Sin embargo, la pandemia también deja datos positivos, en este caso, en todo lo referente a lo digital. El servicio de eliburutegia ofreció 6.000 préstamos y las visitas a la web de Donostia Kultura se duplicaron hasta los 5 millones.
 
Tras hacer un repaso de las principales actividades culturales del curso 2020, Otamendi e Insausti han recordado las efectivas medidas de seguridad puestas en marcha ante la pandemia, con ninguna petición de rastreo del Gobierno Vasco, y han querido agradecer la respuesta del público a la programación diseñada. Un público que ha sido "ha sido más donostiarra que nunca" como consecuencia de las limitaciones de movilidad. "También queremos destacar la coordinación que ha habido entre todos los agentes de la ciudad que han permitido organizar de forma eficaz todo el trabajo", han añadido.