mirarte

“Trump ha perdido las elecciones, pero el ‘trumpismo’ se ha consolidado”

Mikel Reparaz presenta mañana en la sala Club del Victoria Eugenia de Donostia su libro ‘Las grietas de América’

12.11.2020 | 00:56
Mikel Reparaz, periodista y autor del libro ‘Las grietas de América’, en la sede de EITB en Donostia.

donostia – Dice Mikel Reparaz que para poner una canción al momento de "tensión" que vive Estados Unidos tras la contienda electoral recurriría a la banda de rap metal Rage Against the Machine. Sin ir más lejos, en la playlist de Spotify que creó para acompañar a su libro, Las grietas de América, pueden encontrarse algunos temas de este grupo, como Bulls on Parade o Killing In the Name. Tras su retorno de EEUU, donde ha cubierto el final de la campaña electoral, Reparaz presentará mañana, en la sala Club del Victoria Eugenia (19.00 horas), el citado libro, en el que disecciona el racismo estructural que impera en aquel país, un territorio "donde las dos mitades de la sociedad ven una película distinta" y donde existe una falla que no hace más que crecer.

Siguiendo el hilo conductor del libro y preguntado si cree que Biden atajará de raíz el problema del racismo, Reparaz se muestra escéptico. Cree que el candidato demócrata, según lo prometido, recuperará en cierta manera la senda por la que transitó Obama volviendo al Pacto de París por el Cambio Climático y recuperando el Obamacare, con la que pretende que los seguros médicos cubran al 97% de la población. No obstante, Reparaz ve difícil que profundice en corregir esos aspectos estructurales del racismo, dado que implicaría, entre otras cuestiones, un cambio en profundidad del sistema de Justicia, del de Prisiones y de la Policía, algo que ni siquiera la promesa de Obama consiguió: "Unas cosas son las palabras de la noche electoral y otra es pasar a la acción; lo veo difícil". Eso sí, el periodista pone el foco sobre la vicepresidenta Kamala Harris, la primera mujer que accede al cargo, una figura que será "muy importante" en el ejecutivo de Biden, que ya ha anunciado que no optará a la reelección: "Lo más lógico sería que ella fuese su sucesora".

Pero todo ello será algo a abordar dentro de unos meses, cuando el vencedor de las elecciones sea investido presidente. No obstante, el camino hasta el 20 de enero no será fácil. El candidato demócrata ha ganado las elecciones con 74 millones de votos; no obstante, Trump se ha quedado apenas tres millones por debajo. Aún más: este último ha sido el candidato republicano que más votos ha sacado en la historia de la democracia estadounidense y "en esta situación ha obtenido un apoyo muy sólido". Reparaz lo tiene claro: "Trump ha perdido las elecciones, pero el trumpismo ha salido reforzado".

Pese a discursos inclusivos y de unidad como el que ofreció Biden al lograr los 270 representantes necesarios para ser investido presidente, las grietas están lejos de cerrarse, dado que las posturas están "más polarizadas que nunca". Esta contienda electoral no ha cerrado heridas, sino que las ha hecho sangrar más. "El choque de trenes es inevitable", augura el periodista, que lleva cinco años cubriendo la realidad social y política desde el otro lado del charco. Así, la tendencia que comenzó a despuntar en 2016 no ha ido a menos, ni el talante, ni las políticas del todavía presidente se han visto castigadas. Este hecho, asegura Reparaz en una conversación con NOTICIAS DE GIPUZKOA, "preocupa mucho" a los demócratas.

En una entrevista concedida a este periódico hace un par de semanas, el propio Reparaz vaticinó lo que finalmente ha ocurrido: que el magnate y exestrella televisiva no iba a conceder la derrota de una manera tan sencilla. Es cierto que figuras mediáticas como Ruper Murdoch y sus medios, como Fox News y el New York Post, así como algunos importantes líderes republicanos como el expresidente George Bush, han reconocido la derrota de Trump. Esto ha generado una ligera división dentro de las filas del partido del elefante, dado que la "cúpula del partido sigue estando a muerte" con él. Todo ello, fortalecido gracias al mazo con el que Trump sigue golpeando la mesa: las acusaciones de fraude que dan alas y compactan a gran parte de sus votantes, que creen a ciegas ese hecho, aún más cuando figuras públicas como el secretario de Estado, Mike Pompeo, dice seguir trabajando en una transición hacia el segundo mandato del actual también comandante en jefe de Estados Unidos. "Las elecciones se han vivido como todo en EEUU, como si hubiesen sucedido en dos planetas paralelos. Gran parte de los ciudadanos que apoya a Trump cree que ha habido un fraude masivo y que los demócratas han robado las elecciones con el voto por correo. Se lo creen a pies juntillas", afirma el periodista, que solo encuentra una explicación en un "fanatismo" hacia la figura de Trump, cercano al de las "sectas", que el líder del Partido Republicano ha trabajado gracias a las "fake news y a las conspiraciones". "Es sorprendente, pero es así", sentencia.

Choque de trenes Ante la pregunta de si las calles van a arder, Reparaz opina que no: "Si no ha estallado ya, no creo que se dé una situación de enfrentamiento civil. Pero nunca se sabe porque no sabemos cómo va a reaccionar Trump". El candidato puede esperar a lo que diga la Corte Suprema sobre las impugnaciones que ha presentado y, al final, "dar su brazo a torcer" y aceptar la victoria a Biden y hacer que toda la tensión se vaya relajando; aunque es algo que parece difícil "Trump está mostrando su cara más autoritaria".

"Es una situación inédita", pero para el periodista es muy difícil que el candidato a la reelección cuente con herramientas para permanecer anclado al poder. Otra cosa distinta es que vuelva a presentarse en 2024, viendo los excelentes resultados que ha obtenido. Pero para ello habrá que ver qué ocurre dentro del Partido Republicano una vez superada esta etapa y estar atento a "cómo evoluciona el poder personal" que tiene Trump sobre la formación: "Ahora domina el partido con mano de hierro, pero habrá que ver cómo evoluciona y ver si en las primarias de 2024 tiene posibilidades o no, aunque está claro que él quiere movilizar a esa parte del país que sabe que le ha votado. Nos llega un choque de trenes inevitable y el sistema democrático va a sufrir". Porque, tal y como escribe el propio Reparaz en Las grietas de América, "esto ya no es Estados Unidos, esto es Trumpistán".

"Una cosa son las palabras de la noche electoral y otra es pasar a la acción"

Mikel Reparaz

Autor de 'Las grietas de América'