Arte Kritika

Estampas “al abrigo de Urgull” en San Telmo

01.11.2020 | 00:53
Varias de las obras de la exposición. Foto: Oskar Montero

una hermosa y cuidada exposición de Estampas de la ciudad de Donostia/San Sebastián, compuesta de grabados, litografías, fotografías, carteles, esculturas y objetos diversos, pertenecientes al propio Museo de San Telmo y a la Diputación de Gipuzkoa (Gordailua), se muestran en el museo de la ciudad, asesorados por Mikel Alberdi, bajo el título de Al abrigo de Urgull.

La ciudad de Donostia, con asentamientos romanos (200 d.c.), fundada en 1180 por Sancho el Sabio de Navarra como puerto de aquel territorio, siempre ha contado, dada su peculiar naturaleza y enclave, con numerosas estampas, pinturas y bajorrelieves que han dejado constancia a lo largo de su historia de su hermosura y original topografía.

La presente exposición ofrece mediante estampas de numerosos dibujantes y grabadores la posibilidad de contemplar y seguir la expansión y desarrollo de la ciudad, como plaza naval y militar (siglo XVI), hasta la actual turística y recreativa de nuestros días (XXI).

Las primeras representaciones que se presentan de la ciudad son las del excelente dibujante Joris Hoefnagel (1572) tomada de su obra Civitatis orbis terrarum, en la que ofrece una vista de la ciudad y al mártir colgado en un árbol. Anónimos de los siglos XV, XVI y XVIII reinterpretaron y siguieron las pautas del flamenco. Los viajeros románticos como Blanche Hennebutte, Justin Taylor y Julio Lamba ofrecieron perspectivas de la ciudad sola, o como una elevada y fantástica montaña, en la que se albergaban grandes templos como Santa María. Los dibujantes y grabadores de tiempos de guerra, Henry Wilkinson, Thomas Lyde, G.W.Terry y T. Bachelar, plasmaron en la primera mitad del siglo XIX una ciudad cargada de tropas, pólvora y cementerios como el de los Ingleses.

Pero la ciudad fue creciendo y, pese a sus numerosos incendios y guerras, fue cobrando vida gracias a arquitectos y urbanistas como Pedro Manuel de Ugartemendía, Antonio Cortázar, y Gregorio Gonzalez, Fidel Múgica y George Carpentier, que nos dejaron sus planos, trazas y grabados en la segunda mitad del XIX. Y junto a ellos, otro grupo de notables dibujantes como M. Odelle, G. Echaniz y Dario de Regoyos trazaron fiestas y estampas populares que, junto a Petit de Meurville, Juan Comba, Joaquin Soro-lla, y Gordon nos dejaron recuerdo de sus fiestas, saraos, corridas y espectáculos nocturnos.

Un pequeños taller de grabado con su tórculo, planchas, buriles, pertenecientes a artistas contemporáneos como J.L. Noain, M.P. Herrero, Ainize Txopitea y otros cierra esta interesante y excelente muestra. Conferencias, visitas guiadas, talleres y conciertos la completan.