mirarte

Tres canciones póstumas de Rafael Berrio verán la luz el día 30

El artista donostiarra las dejó grabadas antes de fallecer el pasado mes de marzo

24.10.2020 | 01:28
Rafael Berrio en uno de sus últimos conciertos.

donostia – Las tres últimas canciones que dejó grabadas el músico donostiarra Rafael Berrio antes de fallecer el pasado mes de marzo verán la luz el próximo día 30 en un EP que se distribuirá en formato pack, vinilo + CD.

Antes de que un tumor acabase con su vida, Berrio se encerró junto a Paul San Martín, Fernando Neira y Karlos Aranzegi en Elkar Estudioa para, con una grabación realizada por Víctor Sánchez, dejar tres canciones como testamento musical.

Estas tres composiciones se podrán escuchas a partir del día 30 en un EP póstumo, aunque la primera de ellas, Insulsa, se estrenará hoy, día de su cumpleaños, en las plataformas digitales como tema de adelanto.

Como ha sido seña de identidad a lo largo de su trayectoria, las tres nuevas canciones de Berrio volverán a estar impregnadas de textos llenos de su poesía ingeniosa. Las distribución se llevará a cabo en formato pack, vinilo + CD.

A este lanzamiento se le suma el pequeño homenaje que se le brindará un día después, el día 31, en Tabakalera. Allí, se presentará su libro Absolución. Canciones de Rafael Berrio, editado por La Veleta, y contará con la presencia de grandes amigos a lo largo de su vida como el cineasta Jonás Trueba, que utilizó varias de sus canciones en sus películas.

De hecho, el propio Jonás presentará su último largometraje, La virgen de agosto, unas semanas después con música en directo.

trayectoria Rafael Berrio ha sido uno de los creadores donostiarras más apreciados e importantes de las últimas décadas. Tras despuntar al frente de UHF en los años 80, hace una década inició su etapa en solitario con el álbum 1971, al que le siguieron Diarios, Paradoja y Niño futuro, presentado hace un año.

Estas tres canciones complementan una trayectoria notable y llena de matices musicales.

El día 31 se presentará en Tabakalera el libro 'Absolución. Canciones de Rafael Berrio', con la presencia de Jonás Trueba