Artekritika

Venecia rescata la vida de la hija menor de Karl Marx

La Mostra aplaude ‘Pieces of woman’, los pedazos de una pareja que se derrumba tras sufrir un aborto

06.09.2020 | 00:35
Káta Weber, Kornél Mundruczó y Vanessa Kirby, en Venecia. Fotos: Efe

VENECIA Miss Marx, la película que relata las batallas sociales y feministas de Eleanor Marx, fue presentada ayer en el Festival de Venecia. La cinta, competidora en la Selección Oficial, recupera la figura de la hija menor de pensador comunista. Una de las primeras mujeres en sumarse a las luchas obreras, en protestar contra el trabajo infantil y reivindicar la igualdad entre géneros.

"Es un personaje que me impactó mucho, una mujer que por primera vez en el siglo XIX recurrió al socialismo para abordar la condición femenina, dijo en rueda de prensa la directora Susanna Nicchiarelli. En su papel se mete la actriz Romola Garai, que reconoció su "pasión e interés" por las temáticas de género. "El siglo XIX está más cerca de lo que creemos", ha insistido la cineasta. Se trata de una película desenfadada, en la que se representa a su protagonista incidiendo en su inteligencia y cultura –fue la primera traductora al inglés de obras como Madame Bovary– y apostando por formas de vida impensables entonces, como convivir sin casarse.

La otra cinta que se presentó ayer en la carrera por el León de Oro fue Pieces of a woman. Se trata de una auténtica bajada a los infiernos de una pareja que pierde a la hija que espera. Quizá sea la mejor recibida de entre las que ya se vienen proyectado desde el martes y está dirigida por el húngaro Kornél Mundruczó. Martha (Vanessa Kirby) y Sean (Shia LaBeouf), una pareja feliz a punto de ser padres, asisten al derrumbe de sus vidas cuando ella aborta tras un desastroso parto en casa asistido por una obstétrica insegura que después será acusada de negligencia. Este es el comienzo de una pesadilla para la pareja.

APARTE del león de oro En la sección Horizontes compite Mainstream, un largometraje de Gia Coppola. La cinta cuenta la historia de Frankie (Maya Hawke), una veinteañera sin ambiciones que un día graba a un estrambótico joven por la calle (Andrew Garfield) y decide colgar un vídeo en YouTube que se vuelve viral. La cineasta habla "del nefasto efecto que las redes sociales ejercen sobre la psique humana".