mirarte

Las aventuras prehistóricas de Kanide, también en euskera

08.08.2020 | 01:28
Sainz de Murieta, en Hernani.

se han traducido las dos primeras entregas y su autor, Iñaki Sainz de murieta, confía en que el resto que compone la saga siga el mismo camino

dos de los libros de la colección de Kanideren Abenturak, (Suaren zeremonia y Zaldien koba) obra del escritor Iñaki Sainz de Murieta con ilustraciones de Miguel Berzosa, han sido editados en euskera gracias a una tarea de crowdfunding y a la traducción llevada a cabo por Koldo Edorta Karranza. Pero esta no es la única buena noticia en torno a este niño que se divierte, juega y, en definitiva, vive allá por los tiempos en los que se inventó el fuego. En septiembre se prevé que vea la luz el sexto volumen de una colección con un personaje al que Sainz de Murieta quiere ya como a un hijo y tampoco es descartable que se sumen dos más.

"Habrá que ver si es posible, porque todos estamos inmersos en distintos proyectos y hay que conseguir coordinar. Depende de muchas circunstancias pero la idea es hacerlo. Habrá que esperar", explica Sainz de Murieta.

La edición de los dos primeros libros de la colección traducidos al euskera ha sido posible "gracias a la convocatoria Meta 2019" de la Diputación Foral de Gipuzkoa y de la mano de un programa de crowdfunding. "No se pudieron editar de otro modo. Quizá al estar ya en el mercado en castellano las editoriales entendieron que era mucho riesgo y hubo que buscar canales alternativos de financiación", explica Sainz de Murieta, que no descarta lograr a futuro financiación para que más capítulos de las aventuras de Kanide vean la luz en euskera.

De momento, la forma más sencilla de hacerse con uno de estos libros, que se comercializan a un precio de 14 euros, es a través de la web de la editorial Verbum, Amazon, El Corte Inglés, Casa del Libro y Fnac.

Colaboración fructíferaLa colaboración de Sainz de Murieta y Miguel Berzosa viene de largo y han disfrutado juntos de las historias que ha vivido Kanide. Saben hacerlo con fluidez, aunque en esta ocasión, al ser traducciones, el único trabajo realizado ha sido adaptar el diseño de las portadas.

Explica Sainz de Murieta cómo se desarrolla el trabajo en común entre escritor y dibujante. "Yo mando los textos a Miguel Berzosa. Al recibirlos hace una primera lectura y después me va enviando borradores de los dibujos a los que yo añado primeras explicaciones para ver si lo que él transmite través de los dibujos cuadra con la historia".

No siempre el acuerdo llega a la primera. "A veces tenemos dimes y diretes pero como es un gran profesional entiende todo perfectamente y no hay mayores problemas". Pese a todo, Sainz de Murieta reconoce que no siempre esta de acuerdo al 100% con las "decisiones artísticas que se toman, pero las discrepancias son mínimas". "Hay momentos que no lo veo del todo pero generalmente sí estoy de acuerdo. Cada uno se imagina a los personajes de una forma diferente. Yo le hago unas primeras indicaciones, se hacen unas pruebas, se alcanza un acuerdo y ¡adelante!", apostilla.

Kanide cuenta sus trastadas prehistóricas a niños y niñas de entre 9 y 12 años, aunque divierte también a "sus abuelas y abuelos". Y se llama Kanide porque de este modo Sainz de Murieta lanza un guiño a su pasado, cuando estuvo en la excavaciones de Ekain "hace muchos años" de la mano de Jesús Altuna. Allí encontraron los restos de "un niño pequeño", algo que le marcó. "Además pensé que no había literatura juvenil acerca de la Prehistoria y opté por desarrollarla yo, porque quería rellenar ese hueco y porque a mí de pequeño me hubiera encantado".

En Gipuzkoa Sainz de Murieta ha centrado las historias en lo que hace miles de años ocurrió en nuestro entorno más cercano y se ha esforzado por ser fiel a los detalles y, por ejemplo, mostrar la fauna que en aquella época existía en lo que hoy es Gipuzkoa.

Para documentarse y hacer posible que Kanide se pasee por escenarios realistas, Sainz de Murieta ha indagado acá y allá, en distintas publicaciones y libros de carácter científico, en la colección de Arqueología de la Diputación Foral de Gipuzkoa o en ejemplares de Munibe, la revista que edita la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Kanide se adentra en las cuevas de Ekain y muestra lo que era una tribu, es testigo de ritos funerarios y nacimientos, recorre el flysch, encuentra una ballena y caza bisontes. No se aburre ni deja que se aburran quienes disfrutan con sus aventuras.

Iñaki Sainz de Murieta ha querido contribuir a que todos los txikis puedan conocer las historias de Kanide y ha donado lotes de libros a centros y bibliotecas públicas, algo que se contemplaba en la convocatoria de Meta, y que le permite "devolver así a la sociedad algo de lo que me ha dado".

Sainz de Murieta está muy contento con la respuesta que las aventuras de Kanide obtienen entre los más pequeños. "Al principio no es raro que les cueste entender una historia de una época que les resulta totalmente extraña, pero luego están encantados", añade. No le hace falta que se vendan "millones de ejemplares al año" para estar feliz con la respuesta obtenida. "Lo que me importa es esa respuesta y que se lea", concluye.