mirarte

El primer pintor guipuzcoano del siglo XIX

Azcue se formó en Roma y París, hasta que a los 34 años recibió el encargo de decorar la iglesia parroquial de Tolosa

21.06.2020 | 00:14

Tolosa – Eugenio María de Azcue es uno de los pintores más importantes y prolíficos que ha tenido el País Vasco. Está considerado como el primer pintor guipuzcoano del siglo XIX y punto de partida de la generación de pintores que dieron su máximo esplendor al arte.

Nacido en Orio en 1822, dio sus primeros pasos artísticos como autodidacta en su pueblo natal, hasta que se trasladó a Donostia en 1845. En aquellos años la capital guipuzcoana se convirtió en lugar de veraneo de Isabel II y la Corte madrileña, lo que propició que también se desplazaran artistas relacionados con la aristocracia. Entre ellos estaba el gran pintor romántico y profesor de la Escuela Superior de Escultura, Pintura y Grabado, Federico Madrazo. Se sabe que mientras su esposa tomaba los baños, el artista conoció los pueblos de Gipuzkoa acompañado por el joven Eugenio Azcue.

Gracias a una beca de la Diputación Foral de Gipuzkoa y el aval de su profesor, se desplazó a Madrid, donde se matriculó en la Academia de San Fernando. En gratitud a las Juntas, Azcue obsequió a la provincia con dos grandes cuadros que fueron colocados en la sala de sesiones.

Azcue estuvo después en Roma y también vivió en París. Terminada su etapa de formación y completado un periplo internacional, el artista regresó a Gipuzkoa y se instaló en Tolosa, dado que a sus 34 años había recibido un encargo de envergadura: decorar la iglesia parroquial de Santa María.

La de Tolosa es una de sus más notables obras, pero también le causó algún dolor de cabeza. Entre las cláusulas del contrato firmado figuraba una según la cual la Academia de San Fernando validaría la obra, lo cual dio lugar a interminables pleitos entre el artista y el Ayuntamiento, ya que no se logró que viniera ningún representante a calificar el trabajo, lo cual interpretaban los comitentes como un incumplimiento del contrato, justificando así los retrasos en los pagos.

Pese a las amarguras y disgustos de tales pleitos, Azcue contrajo matrimonio en dicha parroquia de Santa María el 7 de enero de 1858 con la joven hernaniarra Rosa Múgica Yparraguirre.

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdegipuzkoa