La UE alerta del resurgir de las armas químicas: "la amenaza más grave para la paz"

Cuando se cumple el 25 aniversario de la Convención sobre Armas Químicas, la comunidad internacional muestra su preocupación ante su posible uso por parte de Rusia

29.04.2022 | 12:27
Imagen de archivo de Siria tras un ataque aéreo.

La Unión Europea (UE) aseguró este viernes que el resurgimiento del uso de las armas químicas los últimos años constituye "una de las amenazas más graves para la paz y la seguridad", cuando se cumple el veinticinco aniversario de la entrada en vigor de la Convención sobre Armas Químicas, que tuvo lugar el 29 de abril de 1997.

La efeméride se produce en un momento de preocupación internacional por el posible uso de armas químicas por parte de Rusia en Ucrania.

"Desde que entró en vigor (la Convención sobre Armas Químicas), el 99 % de las existencias de armas químicas declaradas en el mundo han sido destruidas de forma verificable bajo el control de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)", declaró en un comunicado el alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en nombre de los Veintisiete.



Amenaza para la paz y seguridad 

"Sin embargo, pese al progreso tangible, el resurgimiento del uso de armas químicas es una de las amenazas más graves para la paz y seguridad internacionales", añadió. En ese sentido, recordó que "en años recientes" se han utilizado armas químicas en la guerra en Siria o para intentar asesinar al líder opositor ruso, Alexéi Navalny, en 2020 con el agente tóxico Novichok en Rusia.

Borrell también mencionó el fallecimiento de Kim Jong-nam, el hermano mayor del líder norcoreano, Kim Jong-un, que fue asesinado en 2017 en Malasia, y el envenenamiento en el Reino Unido en 2018 del exespía ruso Sergéi Skripal y su hija Yulia.

El jefe de la diplomacia comunitaria reiteró la "profunda preocupación" de la Unión por el hecho de que Rusia "aún no ha reaccionado a las peticiones internacionales para cooperar plenamente con la OPAQ a fin de garantizar una investigación internacional imparcial sobre el intento de asesinar al político opositor ruso Alexéi Navalny".



Los casos de Navalny y Siria 

"El envenenamiento del señor Nalvany en Rusia con un agente nervioso químico militar del grupo Novichok en agosto de 2020 (una sustancia desarrollada por Rusia) ha sido confirmado, más allá de toda duda, por laboratorios especializados en Alemania, Francia y Suecia, así como por la OPAQ. La Unión Europea ha condenado el envenenamiento en los términos más enérgicos posibles", aseveró.

Borrell, asimismo, incidió en la "fuerte condena" de la Unión en lo referente al "uso de armas químicas por parte de la República Árabe Siria y su incumplimiento de las obligaciones internacionales que le incumben en virtud de la Convención, tal como lo demuestran las investigaciones exhaustivas y minuciosas realizadas por las Naciones Unidas y la OPAQ".

Agregó que la UE y sus Estados miembros "seguirán trabajando en los niveles nacional e internacional para abordar los ataques con armas químicas y otras atrocidades cometidas en la República Árabe Siria".

Constituyen los crímenes más graves 

"El uso de armas químicas por cualquiera, en cualquier sitio, en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia constituye una violación del Derecho Internacional y puede equivaler a los crímenes más graves de trascendencia internacional: crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad", subrayó el exministro.

También indicó que el club comunitario apoya "los esfuerzos colectivos para asegurar la rendición de cuentas de los perpetradores de ataques químicos mediante la Alianza Internacional contra la Impunidad del Uso de Armas Químicas".

Medidas contra individuos y entidades implicadas 

"La impunidad por el uso de armas químicas no debe y no será tolerada. Bajo su régimen de sanciones por armas químicas, la UE ha impuesto medidas restrictivas contra múltiples individuos y entidades rusos y sirios por su implicación en ataques con armas químicas", señaló Borrell.

Apuntó que la "diligencia, profesionalismo e imparcialidad" de la OPAQ al abordar el uso de armas químicas "es un primer paso vital hacia la rendición de cuentas y el fin de la impunidad".

"Cualquier uso de armas químicas es una afrenta al Derecho Internacional del que todos dependemos para nuestra seguridad y bienestar", advirtió Borrell. Recordó que con 193 Estados parte, la Convención sobre Armas Químicas hoy "consagra la norma internacional contra el uso de armas químicas".
noticias de noticiasdegipuzkoa