El acuerdo comercial entre la UE y China, en riesgo por las sanciones

El Ejecutivo defiende que “el interés económico” no impedirá que se defiendan los Derechos Humanos

24.03.2021 | 00:27
El embajador de China en Dinamarca, Feng Tie llega al Ministerio de Relaciones Exteriores. Foto: Efe

Bruselas – La Comisión Europea (CE) dijo ayer que la ratificación del acuerdo de inversiones que la Unión Europea (UE) y China firmaron en diciembre dependerá de "cómo evolucione" la situación con el gigante asiático después de las sanciones que ambos bloques se impusieron el lunes, según la portavoz de Comercio del Ejecutivo comunitario, Miriam García.

Los ministros de Exteriores de la UE aprobaron el lunes sanciones contra cuatro altos funcionarios chinos y una entidad de la región autónoma de Xinjiang por, entre otros motivos, "detenciones arbitrarias a gran escala" contra los uigures en esta zona del país.

Como respuesta a esas medidas y casi de forma inmediata, China adoptó sanciones contra diez europeos, cinco de ellos diputados de la Eurocámara, y cuatro entidades. "Estas sanciones (por parte de China) son inaceptables. Apuntar a eurodiputados y a toda una comisión parlamentaria no ayudará a crear una relación constructiva con China", aseguró García.

La UE define a China como un socio y a la vez, como un rival sistémico. La portavoz dijo: "Seguimos convencidos de que por el tamaño de la economía china y su importancia para su crecimiento económico necesitamos continuar construyendo un espacio para la relación económica con China a nivel multilateral y bilateral".

Y en este sentido, aseguró que "el acuerdo de inversiones forma parte de las herramientas para equilibrar esta relación económica", pero añadió que "el interés económico no nos prevendrá de defender los valores, cuando sea necesario, mediante sanciones".

También Estados Unidos, Reino Unido y Canadá adoptaron el lunes medidas contra China, siguiendo los pasos de la Unión Europea. El portavoz principal de la Comisión Europea, Eric Mamer, añadió que la UE actúa con "realismo" y que "allí donde pensamos que hay una necesidad imperiosa de cooperar con China, como el cambio climático, lo hacemos. Pero allí donde pensamos que China no respeta las reglas del orden internacional, adoptamos medidas apropiadas", zanjó el portavoz.