Charles Michel amenaza con tomar medidas contra Turquía

El presidente del Consejo Europeo arremete contra las continuas provocaciones y la retórica hostil de Ankara

05.12.2020 | 01:02

bruselas – El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, insinuó ayer que la Unión Europea (UE) podría adoptar sanciones contra Turquía la próxima semana en respuesta a las continuas provocaciones y la retórica hostil por parte de Ankara.

Michel, que compareció en rueda de prensa con motivo de su primer año como presidente del Consejo Europeo, pasó revista a los logros de los pasados meses y a los principales retos futuros. En particular habló de la cumbre que los mandatarios de la UE celebrarán el 10 y 11 de diciembre, que será presencial por la "dificultad" de algunos de los asuntos a tratar, que incluirán las relaciones con Turquía, la respuesta europea a la pandemia de covid y el veto de Polonia y Hungría al plan de reconstrucción europeo.

Sobre Turquía, Michel se refirió a la "oferta" que los jefes de Estado o Gobierno de la UE hicieron a ese país el pasado octubre, cuando le "tendieron la mano" para resolver las tensiones en el Mediterráneo Oriental y trabajar juntos en ámbitos como la cooperación y la energía. La condición era, dijo el presidente del Consejo Europeo, que Ankara cesara las provocaciones y la retórica hostil, sin embargo "la evolución no es positiva" y la UE ha constatado que han continuado los "actos unilaterales" por lo que en la cumbre se hará un debate a 27 para considerar "las primeras etapas" de respuesta."Esperamos una relación más estable y previsible pero estamos dispuestos a utilizar los medios que tenemos", advirtió Michel.

diálogo Michel subrayó que la UE siempre da prioridad al diálogo en la resolución de conflictos y que hay unanimidad entre los países en la voluntad de "una relación más estable y previsible con Turquía, pero debemos ser dos".

Por otra parte, Michel confió en que se resuelva el bloqueo de Budapest y Varsovia desde hace dos semanas al plan de reconstrucción de la UE por su rechazo a condicionar los fondos al Estado de derecho. Sobre las negociaciones de un acuerdo tras el brexit, Michel prefirió no hacer "predicciones", y reiteró que la UE quiere un pacto pero no a cualquier precio.