Una coalición de hasta siete partidos acuerda nombrar a De Croo como primer ministro belga

El liberal flamenco, actual ministro de Finanzas, liderará al país, sin Gobierno desde diciembre de 2018

01.10.2020 | 00:29

bruselas – El liberal flamenco Alexander de Croo, actual ministro belga de Finanzas, será el nuevo primer ministro de Bélgica, que lleva sin un Gobierno estable desde diciembre de 2018 y ha logró ayer por fin llegar a un acuerdo de coalición entre siete partidos: socialdemócratas, liberales y ecologistas tanto de Flandes como de Valonia, más los democristianos flamencos.

El líder de Open-VLD, de 44 años, estará al frente de la llamada coalición Vivaldi, y sustituirá a la primera ministra en funciones, la liberal francófona Sophie Wilmès, cuyo mandato interino termina mañana. El rey Felipe de los belgas confirmó el acuerdo de gobierno y queda pendiente que se oficialice que De Croo se hará con las riendas del Ejecutivo, puesto para el que también se barajaba el nombre del líder del Partido Socialista de Valonia, Paul Magnette, que representa al partido con más escaños de la coalición gubernamental y ha sido el otro artífice del pacto.

No ha trascendido aún quiénes serán los ministros que conformarán el Ejecutivo, pero sí algunas de las líneas maestras que han permitido un acuerdo que llevaba semanas encauzándose entre cuatro familias políticas que reúnen 87 escaños de los 150 del Parlamento Federal. Los medios locales apuntan a que los socialdemócratas gestionarán carteras relacionadas con la agenda social, los liberales las de corte económico y los ecologistas las de energía y medioambiente. Se especula también con la posibilidad de que se nombre un secretario de Estado para la crisis del coronavirus.

PERFIL DEL NUeVO MANDATARIOTitulado como ingeniero comercial en Bélgica y formado en Maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Chicago (EEUU), De Croo trabajó como consultor de empresas y fundó su propia compañía sobre propiedad intelectual, antes de dar el salto a la política hace once años, profesión que conocía desde la cuna. Casado y padre de dos hijos, el inminente jefe del Ejecutivo belga es hijo del político belga Herman de Croo, de 83 años en la actualidad, quien fuera alcalde, diputado y ministro, y que todavía ejerce de senador.

Alexander de Croo sustituyó en la presidencia del Open-VLD en 2009 a Guy Verhofstadt, eurodiputado y ex primer ministro belga, y se estrenó como ministro federal en 2012, en el gobierno del socialista valón Elio di Ruppo.