Chipre bloquea un acuerdo para sancionar a Bielorrusia

La UE muestra igualmente su confianza en que el país levante su veto el próximo día 21 de septiembre

20.09.2020 | 00:47

bruselas – Chipre bloqueó ayer un acuerdo político para sancionar a una lista de personas que la Unión Europea (UE) considera responsables del fraude en las últimas elecciones presidenciales en Bielorrusia y de la represión de manifestantes, según indicaron diversas fuentes comunitarias y diplomáticas.

"Chipre ha vetado la decisión sobre las sanciones a Bielorrusia. Este movimiento de Nicosia efectivamente protege al régimen de (el presidente bielorruso) Lukashenko de las consecuencias de su comportamiento antidemocrático y opresivo", indicaron fuentes diplomáticas europeas. Mostraron igualmente su confianza en que Chipre levante su veto el día 21, cuando los ministros de Exteriores retomen el asunto.

Los embajadores de los Veintisiete ante la UE debieron intentar llegar ayer a un acuerdo político para imponer medidas restrictivas por la crisis política que vive Bielorrusia. Mañana, día 21, los ministros de Exteriores de la UE tienen previsto un encuentro informal con la líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, que también visitará la Eurocámara, y a continuación abordarán la situación de Bielorrusia en el Consejo.

preparación de medidas La UE lleva preparando semanas esas medidas restrictivas, que aseguraron que va a tomar, aunque por el momento la lista de personas que serán sancionadas, unas 40, según fuentes comunitarias, no ha recibido luz verde.

"No es cuestión de si habrá sanciones, sino de cuándo", dejó claro el portavoz comunitario de Exteriores, Peter Stano, durante la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea del pasado viernes, en la que rehusó comentar más sobre el proceso de preparación cuando le preguntaron si Chipre bloquearía sanciones a Bielorrusia si no hay también a Turquía por su comportamiento en el Mediterráneo oriental.

"No hay retraso en las sanciones (a Bielorrusia), nunca dijimos una fecha", insistió, y recordó que los Estados miembros "tienen que discutir cuidadosamente la justificación legal de estas decisiones", declaró el portavoz comunitario de Exteriores.