Holanda pide a Sánchez una “solución dentro de España”

Subraya que no será fácil llegar a un acuerdo sobre el fondo de reconstrucción propuesto por Bruselas

14.07.2020 | 01:32

la haya – El primer ministro holandés, Mark Rutte, instó ayer al Gobierno español "a buscar una solución" dentro de España para la crisis posterior a la pandemia y, antes de la reunión con el presidente Pedro Sánchez en La Haya, subrayó que "no va a ser fácil" llegar a un acuerdo sobre el fondo de reconstrucción propuesto por Bruselas.

Minutos antes de comenzar la reunión con el presidente del Gobierno español en su residencia oficial de La Haya, el liberal holandés señaló a la prensa que su mensaje para los españoles es: "Vosotros tenéis que encontrar la solución" dentro de España, y no en la Unión Europea, como se trata de hacer ahora.

Además, Rutte está convencido de que "no va a ser fácil" llegar a un acuerdo final o acercar posturas en su encuentro con Sánchez, aunque ya señaló durante la última semana que Holanda "no tiene ninguna prisa" por cerrar las condiciones de acceso al fondo de recuperación postpandemia en la cumbre europea de los próximos viernes y sábado. Para los holandeses, la única forma de dar su respaldo a un futuro fondo al que puedan acceder los países más afectados por el covid-19 es que este paquete solo sea en concepto de préstamos a devolver, y no de subvenciones, como sugiere la Comisión Europea.

reformas económicas Además, por "cada euro" prestado a estos países, principalmente España e Italia, se tendrán que llevar a cabo reformas económicas a nivel nacional, una exigencia a la que Rutte no está dispuesto a renunciar porque, como señaló el pasado viernes, "ya se escucharon antes promesas de reformas" que "nunca se llevaron a cabo". Ambos mandatarios se reunieron en la residencia oficial del primer ministro holandés, Catshuis, a la que Sánchez llegó con una delegación que le acompañará también en sus próximos viajes a Berlín y Suecia, donde tratará con sus respectivos mandatarios las condiciones del fondo europeo. Rutte ya señaló que no se siente presionado por estas reuniones subrayó que "no está hecho de plastilina y puede gestionar" los intentos de presión por parte de sus colegas europeos.