Zaldibar recuerda a Alberto y Joaquín 4 meses después de su desaparición

Cientos de personas se movilizan para pedir que se "esclarezca" lo ocurrido en el vertedero

06.06.2020 | 18:33

Cientos de personas se han movilizado este sábado en Zaldibar para pedir que se esclarezca lo sucedido en el vertedero el pasado 6 de febrero y reclamar asimismo que se depuren responsabilidades.

Con motivo del cumplimiento del cuarto mes desde que colapsase la escombrera donde dos operarios -Joaquín Beltrán y Alberto Sololuze- permanecen sepultados, la plataforma Zaldibar Argitu ha organizado movilizaciones en varios municipios de la comarca.

La primera de ellas se ha desarrollado en Zaldibar, donde cientos de personas se han concentrado sobre las 13.30 horas en la Plaza del Ayuntamiento. Para esta tarde está previsto que se desarrollen también protestas en Eibar (18.00 horas), así como en Elgeta, Zalla, Eibar y Markina, donde arrancarán a las 20.00 horas.

Tras una gran pancarta en la que se podía leer 'Alberto, Joaquín Osasuna Erantzukizunak' (salud, responsabilidades), un sonido de sirenas ha dado inicio a una protesta en la que los participantes, provistos con mascarillas, han guardado el distanciamiento social.

"NINGÚN AVANCE"

Uno de los portavoces de Zaldibar Agitu, Gaizka Zabarte, ha denunciado que en los cuatro meses pasados desde el colapso del 6 de febrero no haya habido "ningún avance".

"No negamos que no se trabaje porque sabemos que se está trabajando, pero en cuanto no se encuentren los cuerpos de Joaquín y Alberto no podemos decir que haya habido avances", ha añadido.

Asimismo, ha criticado también la falta de "asistencia" por parte del Ayuntamiento de Zaldibar y demás instituciones, "hasta el punto de que los vecinos del barrio de Eitzaga han tenido que recurrir al Ararteko en busca de protección".

"NO SE DEJA DE BUSCAR NI UN DÍA"

Por su parte, la viceconsejera de Medio Ambiente, Medio Ambiente, Elena Moreno, ha afirmado que lo ocurrido en el vertedero de Zaldibar era "impredecible" y ha supuesto "una de las catástrofes más importantes del Estado y comparable a otras ocurridas en Europa".

Tras reconocer que después de cuatro meses de trabajo no se ha podido dar con los desaparecidos, ha incidido en que esa es la "principal preocupación" del Gobierno vasco "desde el primer día" y, por ello, "no se va a dejar de buscar".

"La velocidad de la búsqueda está marcada por la minuciosidad de lo que hacemos", ha señalado, para añadir que junto a las zonas de búsqueda también se ha tenido que trabajar en otros espacios.

Tal y como ha advertido, la situación generada por el deslizamiento provocó un escenario "muy complejo" en el que hubo que hacer trabajos para estabilizar la zona, así como pistas de acceso al incendio que se produjo, así como controlar los drenajes y hacer depósitos de seguridad.

"A día de hoy la situación nos ofrece cierta tranquilidad porque hemos conseguidos niveles de seguridad y el impacto medioambiental está controlado", ha valorado.