Euskadi prohibe los locales de juegos a menos de 150 metros de los colegios

La reforma del Reglamento General del Juego supondrá de facto el cierre 39 salones de juego, 4 locales de apuestas y limitar a tres el número de casinos

27.10.2021 | 19:35
El Gobierno vasco no otorgará nuevos permisos de explotación de máquinas para la hostelería en los próximos tres años

Euskadi prohibirá los locales de juego y apuestas a menos de 150 metros de los centros educativos. Según el último informe del Observatorio Vasco del Juego 2020 hay una "presencia clara" del juego en la sociedad vasca. Siete de cada diez ciudadanos han apostado al menos una vez el último año, casi ocho de cada diez han visto a algún familiar jugar en su infancia o juventud y casi el 25% reconoce haberse iniciado en el mundo de los juegos de azar antes de la edad mínima para hacerlo con 18 años. La gran mayoría de las personas consideran el juego como un pasatiempo lúdico o una tradición que no lleva ninguna problemática aparejada. La realidad demuestra, sin embargo, que el 2,2% de las personas jugadoras han desarrollado algún problema de dependencia, porcentaje que se duplica en el caso de los jóvenes.

La penetración de los juegos de apuestas, en su versión on line, entre el colectivo más joven ha acrecentado el debate público sobre el juego y su papel en la sociedad. Y es que la juventud es grupo al que más afecta ludopatía porque accede en mayor proporción a juegos que pueden tener una mayor capacidad de generar dependencia como son el Póquer on line, las salas de juego, las apuestas deportivas o el casino. Según este estudio, la juventud vasca no sólo dedica a apostar mucho más tiempo que la población general –cinco veces más–, sino que invierte mucho más dinero. El 3,3% de las personas de 18 a 24 años gasta más de 100 euros al mes, frente al 0,9% de la población. Además, tienen menos consciencia sobre su exceso si se toma como normal que la gran mayoría de la población jugadora (95,1%) apuesta menos de 50 euros al mes.

MENOS DISTANCIA

Este cóctel ha llevado al Gobierno vasco a, por primera vez, prohibir los locales de juegos a menos de 150 metros de los centros educativos reglados. Así se creará una distancia mínima obligatoria de 150 metros radiales de los centros de Primaria, ESO y Formación Profesional. Además, para evitar la alta concentración de este tipo de salas en un barrio o zona concreta, la distancia entre locales deberá ser de 500 metros radiales y se restringirá su número. Estas son las medidas más relevantes de la reforma del Reglamento General del Juego cuya aplicación supondrá de facto el cierre 39 salones de juego, 4 locales de apuestas y limitar a tres el número de casinos, uno por territorio. El nuevo reglamento de este sector, que da trabajo a 2.500 personas en Euskadi y mueve 150 millones de euros anuales, se aprobará el próximo trimestre.

Así lo ha confirmado el vicelehendakari primero y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, quien ha reafirmado el compromiso del Gobierno vasco "en la lucha contra el juego problemático y patológico". Asimismo explicó que la reforma que conllevará un endurecimiento de la normativa busca un triple objetivo "ajustar la oferta del juego en Euskadi a los márgenes socialmente tolerables, garantizar la protección de la salud y la prevención del juego problemático y proteger a las y los menores de edad y colectivos vulnerables".

Más allá distanciar y reducir el número de este tipo de locales, el Gobierno vasco no otorgará nuevos permisos de explotación de máquinas para la hostelería en los próximos tres años. En estos momentos hay 8.025 máquinas de juego, apuestas, loterías o boletos en locales de hostelería y todas las bajas de esos permisos que se produzcan en este trienio serán definitivas. Se marca, también, un espacio mínimo de 3 metros cuadrados para cada puesto de juego.

CONTROL DE ACCESO

Un tercer cambio importante de la nueva regulación se refiere al control de acceso. Será obligatorio controlar la admisión en la entrada de todos los locales de juego, incluyendo el acceso a sus zonas de hostelería. Los establecimientos tendrán un plazo máximo de 9 meses para adaptarse física y técnicamente ya que todos los locales de juegos y apuestas deberán tener sistemas informáticos conectados al registro de personas auto prohibidos al juego. Una vez que la normativa entre en vigor, los locales deberán controlar el acceso a todas las personas menores de edad, las registradas como denegadas por tener las facultades limitadas o las que deciden negarse el acceso.

También se restringirá la publicidad. El Gobierno intensificará las restricciones de manera que se prohibirá la publicidad sobre el juego en los medios de comunicación entre las 6 de la mañana y las 12 de la noche. Tampoco podrán publicarse anuncios con personas que tengan notoriedad pública o que sean menores de edad y la publicidad no podrá sugerir que el juego es un método fácil para la obtención rápida y sin esfuerzo de dinero. Además, no podrá utilizarse como reclamo publicitario el nombre, marca o denominación comercial de instalaciones deportivas, centros de entrenamiento, nombre de equipos o competiciones y no podrán patrocinarse camisetas o equipaciones deportivas con establecimientos, empresas u operadores de juego. También estará prohibida la publicidad exterior o entregar folletos a menos de 150 metros de los centros deportivos.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa