El pergamino, al completo

03.09.2021 | 00:36
Una de las partes del documento físico original del año 1389.

632 AÑOS después, se unen dos partes de un mismo documento sobre un pleito por los límites entre Roncesvalles y Zizurkil firmado en el año 1389

han pasado 632 años, pero nunca es tarde para encajar dos piezas de la historia y desvelar el misterio de un documento inconcluso. Representantes de la Colegiata de Roncesvalles, de Usurbil y Zizurkil y de la Sociedad de Ciencias Aranzadi han presentado esta semana públicamente las dos partes de un pergamino firmado el 6 de noviembre de 1389 que se encontraba incompleto en el archivo de la Colegiata de Roncesvalles y que tenía su continuación en el archivo municipal de Zizurkil.

Se trata de un hallazgo inédito que ha permitido unir, al menos digitalmente, dos partes de un mismo documento que versa acerca de un pleito sobre los límites de las propiedades de Roncesvalles en el monte Andan-tza con los terrenos de los vecinos de Zizurkil.

El investigador Yoseba Alonso, junto a Asier Agirresarobe y Javi Castro, fue quien encontró el documento mientras trabajaba en el estudio Usurbilgo mugarriak eta Andatzako errotarri harrobiak sobre los límites del municipio de Usurbil y las canteras para la extracción de piedras de molino situadas en el monte Andatza.

Andatza, además de ser una joya geológica por la existencia de 24 canteras y 132 muelas, era un monte con mucho interés para la Colegiata de Roncesvalles, entre otras razones, para la explotación de sus bosques y la trashumancia de ganado. Sin embargo, entre Roncesvalles y Zizurkil surgió un conflicto por los límites y acudieron a juicio hasta que se dictó la resolución de 1389 que se ha presentado ahora públicamente. En esta "carta partida" se definieron los nuevos límites entre Zizurkil y Roncesvalles y se establecieron, en una especie de asamblea de vecinos, los mojones que fueron origen de la discusión. "Fijaron en este pergamino los nuevos límites de nuestro pueblo, y 632 años después, el documento aún está vivo, así como los mojones que en él se mencionan. Podemos decir que dibujaron en este pergamino gran parte de Iker Zizurkil de hoy", menciona Urruzola, alcalde de Zizurkil.

Hasta ahora, se conocía que cuatro mojones pertenecían a Roncesvalles, pero con esta investigación se han descubierto dos más. Algunos de estos mojones, al menos tres de ellos con el báculo de Roncesvalles, se conservan actualmente in situ y forman parte de la frontera entre los municipios de Zizurkil y Usurbil. "Son, además, de los más antiguos de Gipuzkoa. En efecto, hasta 1600 dibujaban el báculo hacia la derecha en los mojones, y a partir de ahí, a la izquierda. Los encontrados en Usurbil tienen ese báculo a la derecha ", expone Agur-tzane Solaberrieta, alcaldesa de Usurbil, quien subraya que "los mojones son un testimonio de lo que fuimos" y desea que esta colaboración permita "seguir construyendo puentes" entre ambos pueblos.

INVESTIGACIÓN Con motivo de aquella investigación sobre las canteras moleras de Andatza, los miembros de Aranzadi visitaron el archivo de Orreaga/Roncesvalles, donde se reunieron con David Ascorbe, responsable del archivo, y Bibiano Esparza, prior de la Colegiata. En una segunda visita, Yoseba Alonso se percató de que uno de los documentos analizados se asemejaba a otro documento que ya conocía en Zizurkil y comprobaron que ambos documentos encajaban. Según explica Alonso, la principal pista que les dio el prior de Roncesvalles fue que el sentido del báculo del símbolo de Roncesvalles indica la antigüedad de los mojones. "Pueden ser de las fronteras más antiguas de Gipuzkoa que conocemos", expresa. A partir de ahí, estableció contactos con el alcalde de Zizurkil, con los miembros de la Asociación Cultural Teodoro Hernandorena Joxin Azkue y Julian Arrastoa, y con la medievalista Rosa Ayerbe para poder transcribir la parte del documento que estaba en Roncesvalles. "Siempre defenderé el trabajo del equipo: sin eso, no estaríamos hoy aquí", expresa Alonso.

En efecto, tal y como asegura el archivero Aiscorbe, este proyecto "ha sido un buen ejemplo de colaboración entre archivos privados y públicos", y, aunque no se trate del documento más antiguo ni más relevante de los que se conservan en el archivo de Roncesvalles, la unión física de los dos documentos originales ha significado, después de 632 años, la materialización de una unión más allá de las fronteras entre las tres localidades de Zizurkil, Usurbil y Roncesvalles.

"Ha sido un ejemplo de colaboración entre archivos privados y públicos"

DAVID AISCORBE

Archivero de Roncesvalles

"Los mojones son de los más antiguos de Gipuzkoa, un testimonio de lo que fuimos"

AGURTZANE SOLABERRIETA

Alcaldesa de Usurbil

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa