Los hosteleros piden que el LABI no se vaya de vacaciones

Critican que son los paganos de "todos los errores" en las decisiones sobre el covid

06.08.2021 | 13:53
Un trabajador ordena una terraza Donostia

Los hosteleros de Gipuzkoa reclaman al LABI que no se coja vacaciones para que los movimientos en la curva de contagios tengan un reflejo en la suavización de las medidas restrictivas adoptadas en la hostelería. "Que se haya reducido al 35% el aforo en los establecimientos hosteleros no tiene nada que ver con que vayan bajando los contagios, ¿No tendrá más relación que hace ya más de un mes que los estudiantes volvieron de Mallorca ya hace un mes y que hace tiempo que pasaron San Juan y San Marcial?", se preguntaba Kino Martínez, secretario general de a Asociación de Empresarios de Hostelería de Gipuzkoa.

Martínez lamenta que sea la hostelería el sector al que "más le afectan los errores" que se comentan en la gestión de la pandemia que, según calculan, podrá conllevar el cierre de entre 200 y 300 establecimientos en el territorio.

"Si Educación del Gobierno Vasco no habla con las AMPA para que convenzan a los jóvenes de que este año no tocan viajes de fin de estudio, lo pagamos nosotros. Si no somos capaces de empoderar a las fuerzas de seguridad para que se impidan botellones, lo pagamos nosotros, Si no se puede lograr un toque de queda desde Madrid, lo pagamos nosotros y también si se ha procedido con laxitud en los contagios en las empresas", apuntó Martínez.

Tanto Martínez como David Vega, vocal de restauración de la Junta Directiva de la asociación coincidieron al señalar que la hostelería es el único sector en el que el empleo no se recupera. "ES imposible si el ocio nocturno sigue cerrado, los aforos son del 35% y no se puede consumir en la barra", apuntaron.

"Ahora que el resto de sectores anuncian una recuperación de los niveles prepandémicos, el nuestro no puede hacerlo" destacó Martínez, que recordó que en el mes de julio se habían contabilizado 2.306 empleos menos que en 2019, manteniéndose las cifras del pasado. En esta contabilidad no se incluyen los trabajadores que siguen en ERTE, que en junio eran el 20% del total aunque este porcentaje haya descendido en verano.

El verano de 2021, lamentaron, está siendo "peor" que el pasado en materia de restricciones para la hostelería hecho que, junto a la llegada de la quinta ola, está haciendo que en el sector cunda la desesperanza y el pesimismo. Tanto es así que el 41,38% de los contactados por la asociación cree que la recuperación no llegará hasta verano de 2023, porcentaje similar al de quienes consideran que la recuperación se visualizará el año próximo. Esta quinta ola ha hecho que disminuya el porcentaje de quienes apostaban por una mejora cara al próximo verano.

"Somos un sector sistémico al que afecta cualquier error en las decisiones", abundó Martínez, que hizo públicas las demandas del sector, la primera de las cuales es demandar al LABI que "no se vaya de vacaciones". "Si los datos mejoran se tiene que reunir para facilitar la recuperación del sector", afirmó. "Si fuera otro el sector que funcionara al 35% seguro que no se iban de vacaciones", criticó.

La segunda demanda pasa porque se replanteen las medidas de prevención en la hostelería. "Somos las únicas empresas que cierran por contagios cuando el 70% de la población está vacunada, los único a los que nos llega la orden de cierre y los únicos que tienen que hacer PCR a sus trabajadores aunque no les llamen los rastreadores, que están a tope de trabajo". "Con todos los trabajadores vacunados y tras 16 meses de estar machacados, hay establecimientos que han tenido que cerrar", subrayó Martínez.

La tercera reivindicación tiene como destinatario al Gobierno del Estado, aunque piden la mediación del Ejecutivo Vasco. Las ayudas económicas que llegan de Madrid, afirmaron los hosteleros, han sido "un fracaso" ya que a 30 de septiembre "no habrán llegado a solicitarse ni el 20% de las ayudas previstas". Este fracaso los atribuyen a las condiciones para otorgar las ayudas, que consideran que deberían de replantearse.

Por último, los hosteleros de Gipuzkoa reclaman al Gobierno Vasco que cara a las cuentas 2022 se consignen fondos para contribuir a la necesaria recuperación del sector.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa