Buscan a un vecino de Zumarraga por el asesinato de su cuñada

Mª Pilar Berrio Jiménez fue acuchillada dentro de su coche en la localidad navarra de Murchante

08.07.2021 | 00:33
Buscan a un vecino de Zumarraga por el asesinato de su cuñada

MURCHANTE – Una mujer de 43 años, María Pilar Berrio Jiménez, vecina de la localidad navarra de Murchante y originaria de Vitoria, fue asesinada ayer supuestamente por su cuñado, un vecino de Zumarraga de 41 años, Pedro María Ruiz Jiménez, que se dio a la fuga tras el crimen y que al cierre de esta edición se mantenía en busca y captura. La Policía Foral, encargada de la investigación, emitió una orden de detención europea, aplicable en todo el territorio Schengnen.

La mujer, originaria de Vitoria, fue acuchillada sobre las 10.24 horas en el interior de su turismo, a la altura del kilómetro 4,6 de la carretera NA-6840, en las proximidades del campo de fútbol de la localidad murchantina. Al parecer, su agresor la echó de la carretera tras golpearle con su turismo y la obligó a detenerse fuera de la calzada.

En esa situación, el autor del crimen se bajó de su vehículo y se acercó a la víctima, a la que hirió fatalmente con un arma blanca en el cuello. El crimen fue perpetrado en presencia de los dos hijos menores de edad de la víctima, de 5 y 9 años, que viajaban con ella en un coche Opel Vectra. Seguidamente el hombre se subió en su turismo y se dio a la fuga.

Un vecino de la zona que se encontraba en un huerto cercano escuchó los gritos e inmediatamente telefoneó al 112, que comunicó el aviso a la Policía Foral. Igualmente, tuvo conocimiento de lo sucedido el alguacil de Murchante, que se personó en el lugar.

Al mismo tiempo llegaron hasta el turismo de la mujer asesinada patrullas de Seguridad Vial de la comisaría de Tudela, que comprobaron la gravedad de los hechos. Los cuerpos policiales desplegaron controles en las carreteras de la zona, especialmente en la A-68 y en la A-15, al sospechar que el homicida habría podido dirigirse hacia Zumarraga, localidad en la que figuraba su domicilio.

Inicialmente se sospechó que el hombre podía conducir su turismo, un Seat León de color negro, pero conforme avanzó la jornada los cuerpos policiales manejaban la información de que la huida podría haberse producido en un coche modelo Peugeot.

Agentes de la Policía Científica y de la Policía Judicial de Policía Foral se desplazaron hasta el lugar del crimen para realizar la inspección ocular y proceder al levantamiento del cadáver, bajo la dirección de Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Tudela. El cuerpo fue trasladado al Instituto Navarro de Medicina Lelgal y Ciencias Forenses en Pamplona para realizarle la autopsia.

Aunque todas las hipótesis se mantienen abiertas sobre el móvil del crimen, fuentes cercanas al caso indicaron que la mujer había tenido que recurrir en varias ocasiones a la presencia policial por incidentes con su supuesto homicida, si bien no constarían denuncias. Asimismo, a mediados de junio el hombre que se mantiene en busca y captura habría protagonizado un altercado en el domicilio de los padres de la víctima, que residen en Monteagudo.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa