El aforo y el acceso a la playa de La Concha volverá a controlarse

La temporada comenzará el 15 de junio y finalizará el 30 de septiembre, y tampoco habrá toldos ni carpas

28.05.2021 | 01:59
Un ‘hondartzaina’ controla el acceso a La Concha, el pasado verano.

donostia – El aforo de las playas en la que se espera sea la última temporada de la pandemia se controlará, en el caso de Donostia, únicamente en La Concha.

Los hondartzainak controlarán las entradas en La Concha en una temporada que dará comienzo el día 15 de junio y finalizará el 30 de septiembre.

La decisión de chequear únicamente los aforos en La Cocha se explica por el efecto que las mareas tienen en este arenal, que es donde "más problemas pueden dar en cuanto espacio y distancia social, especialmente durante las pleamares".

Así lo explicó ayer el concejal de Mantenimiento Urbano del Consistorio donostiarra. Miguel Ángel Díez, que puntualizó que los hondartzainak darán inicio a sus labores de control dos horas antes de la marea alta y la mantendrán hasta dos horas después.

En el caso de que fuera necesario, los vigilantes contarán con el apoyo de agentes de la Guardia Municipal de Donostia.

Para facilitar las labores de control en La Concha estarán utilizables solo tres accesos: la rampa situada junto a la plaza de Cervantes, las rampas de los Relojes y las escaleras que se hallan junto al club Eguzki.

La web del Ayuntamiento de Donostia informará de los aforos y también se podrá conocer la situación en las distintas playas mediante la aplicación de la Diputación de Gipuzkoa, que muestra las imágenes de los arenales gracias a las cámaras de videometrías instaladas en Igeldo y Urgull.

El Ayuntamiento también utilizará banderolas en los accesos a La Concha: la bandera verde indicará que el acceso es libre y la roja, por contra, que es restringido.

Todo ello se complementará con los mensajes que se irán emitiendo a través de la megafonía.

Según recordó Díez, la mascarilla será de uso obligatorio cuando se pasee por la orilla y en los accesos y salidas de las playas y mientras no se use, cuando se toma el sol o en el baño, se deberá respetar la distancia de seguridad.

Con este fin, y mientras la situación pandémica no retroceda lo suficiente, no se colocarán toldos, carpas y sombrillas en las playas, aunque sí se pondrán sillas a disposición de los bañistas en La Concha, oferta de la que no se dispuso el pasado año.

Las sillas podrán solicitarse en las cabinas previo pago de una fianza de cinco euros.

Las cabinas también funcionarán esta temporada con horario de 9.00 a 20.00 horas, media hora más, hasta las 20.30 horas, en los meses de julio y agosto. Con el fin de controlar las entradas y salidas de estas instalaciones, no se dispondrá de abonos y las entradas se venderán diariamente.

Entre el 15 de junio y el 30 de septiembre 22 socorristas se encargarán de vigilar las playas: siete en La Concha, seis en Ondarreta y la isla y nueve en la playa de La Zurriola.

Las personas con problemas de movilidad podrán disfrutar de las aguas de la bahía donostiarra gracias al servicio de baño asistido disponible en La Concha del 15 de junio al 31 de agosto, entre las 11.00 y las 19.30 horas.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa