Se triplica el número de vascos en tratamiento para dejar de fumar

Salud pone en marcha un programa piloto para lograr playas sin humo durante este verano

27.05.2021 | 01:03
Un hombre enciende un cigarrillo. Foto: Pilar Barco

donostia – Una creciente concienciación social sobre los efectos nocivos del tabaco, la financiación pública de los tratamientos farmacológicos para superar el hábito tabáquico, la situación sanitaria aparejada a la pandemia y el compromiso de los profesionales de Osakidetza para ayudar a dejar de fumar son los factores que, según la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, explican el notable incremento registrado en 2020 en el número de personas que siguieron algunos de los programas del Servicio vasco de Salud para abandonar el tabaco.

La consejera de Salud informó ayer de que durante el pasado año la cifra de personas que participaron en las diferentes herramientas de deshabituación tabáquica que ofrece Osakidetza se multiplicó por 3,7. En concreto, en 2020 un total de 7.820 personas iniciaron un tratamiento para dejar el hábito de fumar, siempre bajo supervisión de los profesionales de Osakidetza, mientras que en 2019 fueron 2.059 personas. De las personas que han iniciado estos tratamientos, un 51% son hombres y un 49% son mujeres, y más del 60% de estos pacientes tienen edades comprendidas entre los 40 y 60 años. Desde 2011, fecha de inicio de los tratamientos de deshabituación tabáquica, 34.454 personas han participado en los diferentes programas que oferta Osakidetza.

La consejera calificó de positiva la participación en los programas contra el tabaco y consideró que avalan el "éxito" de las políticas de prevención y sensibilización que se vienen desarrollando en este ámbito. Y destacó que desde el 1 de enero de 2020, fecha en la que Osakideza comenzó a financiar el tratamiento farmacológico para dejar de fumar, ya ha destinado 1,98 millones de euros a este fin.

Con motivo de la celebración el próximo lunes 31 del Día Mundial sin Tabaco, Gotzone Sagardui, acompañada de la directora de Salud Pública y Adicciones, Itziar Larizgoitia, y el director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza, Victor Bustamante, reiteró el compromiso de Osakidetza y de todo el Gobierno Vasco contra el consumo de tabaco, ya sea en sus formas tradicionales, como con productos que contengan nicotina (cigarrillos electrónicos, por ejemplo).

Playas sin humo


También anunció la puesta en marcha este verano de una primera experiencia de playas sin humo. Bajo el lema Kerik gabeko airea/Aire libre de humo, el Departamento de Salud iniciará un programa piloto en la que se invitará a las personas que acudan a las playas de Itzurun y Santiago de Zumaia, Laga y Laida de Ibarrangelu, Isuntza de Lekeitio, Laidatxu de Mundaka y Garaio Sur de Burgelu a no fumar durante su estancia en ese espacio costero.

"La propuesta –dijo la consejera– pretende desnormalizar el consumo de tabaco y crear un ambiente sin humo para evitar el consumo pasivo en un entorno de ocio con gran presencia de menores. Además, esta iniciativa pretende contribuir a evitar que las colillas sean el objeto contaminante más habitual en estos espacios y aumentar el atractivo natural del entorno". Tras esta prueba piloto en los arenales mencionados, en 2022 se iniciará la constitución de la Red vasca de Playas libres de Humo de Tabaco.

Sagardui advirtió de que las personas fumadoras tienen mayor riesgo de desarrollar síntomas graves y fallecer a causa del covid-19 y resaltó que la evidencia científica determina que el humo y las colillas son un foco importante de contagio. Los datos son "positivos" y la situación "no es mala", expresó Sagardui, pero queremos que sea "todavía mejor".

Tabaco

El consumo sigue en retroceso

Menos fumadores. La consejera de Salud destacó ayer que la tendencia de consumo de tabaco en Euskadi se mantiene en "retroceso" y, según los últimos datos de la encuesta de adicciones de 2017, el consumo habitual había caído del 30% al 22% en el conjunto de la sociedad. Gotzone Sagardui puntualizó que los últimos datos sobre prevalencia de consumo de tabaco datan de 2017 porque se recogen en una encuesta que se realiza cada cinco años y que en 2022 toca actualizar estas estadísticas. La consejera animó a la población fumadora a que deje el hábito, ya que "fumar mata, causa cáncer y enfermedades pulmonares, entre otras muchas" .

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa