Gipuzkoa invertirá 8,5 millones en eliminar 228 obstáculos de los ríos

El objetivo es conseguir 420 kilómetros de cauces fluviales accesibles

10.03.2021 | 16:00
El diputado foral de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y el director de Obras Hidráulicas.

DONOSTIA - La Diputación de Gipuzkoa destinará 8,5 millones de euros a recuperar la permeabilidad de los ríos del territorio, eliminando en los próximos 15 años un total de 228 obstáculos de sus cuencas y afluentes, lo que triplicará la longitud actual de los tramos navegables para las especies piscícolas.

Éste es el resumen de actuaciones previsto en el Plan Director de Permeabilización de Obstáculos de Gipuzkoa 2020-2035, que han presentado este miércoles en rueda de prensa el diputado foral de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y el director de Obras Hidráulicas.

Según informa la Diputación en un comunicado, la planificación prevé incrementar los actuales 193 kilómetros de cauces fluviales accesibles en unos 420, por lo que en 2035 se prevé contar con más de 610 kilómetros de longitud total sin problemas de conectividad.

"La presencia de obstáculos en los ríos y la consecuente disminución de caudal es un problema medioambiental", ha advertido Asensio, quien ha considerado que enfrentarlo con las acciones contempladas en este plan director resultará "muy efectivo" para combatir "los efectos del cambio climático respecto a la migración de especies".

De los 228 obstáculos que se eliminarán o se convertirán en permeables, a través de elementos como rampas, escalas o diques, la mitad están situados en el río Oria, 39 en el Urola, 38 en el Deba, 21 en el Oiartzun, 12 en el Urumea y 4 en el Bidasoa.

Entre los elementos que dificultaban la permeabilidad, algo más de la mitad se consideran "infranqueables", el 22 % tienen una conectividad "moderada" y el resto, aunque son calificados como "franqueables", han sido incluidos en el plan porque su efecto acumulativo genera "afecciones significativas".

Sobre las obras que se ejecutarán, los responsables forales han precisado que, "siempre que sea factible", se optará por la eliminación definitiva del obstáculo, pero cuando no sea posible se adoptarán soluciones con rampas y canales laterales.

El objetivo es que el paso por ellos tenga una eficacia de al menos el 90 %, superior al de las actuaciones de permeabilización hechas hasta ahora en el territorio -112 desde el año 2000-, cuya eficacia ronda el 60 % para la migración ascendente de salmónidos y el 20 % para otras especies como la trucha o la anguila.

Para difundir el trabajo que la Diputación hace en esta materia, el departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas ha puesto a disposición de la ciudadanía una aplicación en su web que permite consultar el detalle de todas las actuaciones hechas en los últimos 20 años.