Rechazadas las dos enmiendas a la totalidad a los Presupuestos

EH Bildu y Elkarrekin Podemos critican un programa "que no ha tenido en cuenta la pandemia"

05.03.2021 | 13:24
Juntas Generales de Gipuzkoa.
Sin sorpresas en las Juntas Generales de Gipuzkoa esta mañana y las dos enmiendas a la totalidad presentadas por EH Bildu y Elkarrekin Podemos a los Presupuestos han sido rechazadas. De este modo, el proyecto presentado por PNV y PSE sigue adelante.
 
"El segundo presupuesto más alto de la historia" de Gipuzkoa, con 983 millones de euros, 68 más con respecto a 2020, ha salido adelante gracias a los votos del equipo de gobierno, que han bloqueado las dos enmiendas a la totalidad presentadas. Ambas propuestas contaron únicamente con los votos a favor de EH Bildu y de Elkarrekin Podemos.
 
Las dos propuestas de devolución de las cuentas han sido debatidas por el diputado foral de Hacienda y Finanzas, Jokin Perona, y los portavoces de EH Bildu y Elkarrekin Podemos, quienes han recalcado que los Presupuestos Generales para 2021 "no han tenido en cuenta la pandemia" y "siguen una línea continuista que no vale para la Gipuzkoa" postcovid.
 
María Valiente y Ana González, de la formación morada, han asegurado que la pandemia sanitaria "ha mostrado las debilidades y costuras de un sistema que recorta en lo público" y ha criticado un presupuesto que "siendo el segundo mayor de la historia, recorta en las partidas de los más necesitados". "Tenemos que hacer frente a las consecuencias de la pandemia y que nadie se quede atrás. Para ello hace falta un programa consensuado por todos los grupos y todos los colectivos sociales, pero desgraciadamente no ha sido así", han apuntado.
 
Según Elkarrekin Podemos, es necesario aumentar la deuda pública "al igual que han hecho otros países" para hacer frente a las necesidades económicas y sociales del territorio y han vuelto a proponer un crecimiento de la misma del 0,1%. Además, una vez más, ha exigido una reforma fiscal que acabe con "la indecencia de que el capital y los que más tienen paguen menos impuestos". Las dos portavoces moradas también han recordado que sus propuestas fueron expuestas al diputado general e incluso se mostraron dispuestas a abstenerse en la votación. No obstante, criticaron que estas "se han quedado de lado" y no forman parte del proyecto de PNV y PSE.
 
Por su parte, Juan Karlos Izagirre, de EH Bildu, ha afirmado que los Presupuestos Generales son una herramienta útil para evitar que, como consecuencia de la pandemia, "los ricos sean más ricos y los pobres más pobres". Algo, que según la formación abertzale no se consigue con el proyecto de la Diputación, ya que "es más de lo mismo".
 
"Estamos ante un presupuesto continuista para el que no se nos ha tenido en cuenta", ha asegurado Izagirre, al tiempo que ha reflexionado sobre si sus propuestas presentadas en diciembre al diputado general se han puesto sobre la mesa. "Al ver los presupuestos lanzamos tres preguntas: ¿responde a las necesidades del covid? ¿Cambia el sistema actual? ¿Se nos ha tenido en cuenta? Y las tres respuestas eran no", ha criticado.
 
Para EH Bildu, el proyecto debería "enfocarse en los más débiles" y, entre sus propuestas figuran un incremento de 100 millones de euros para Sanidad, mejoras en los sectores que peor lo están pasando por la crisis sanitaria y, al igual que Elkarrekin Podemos, llevar a cabo una reforma fiscal, algo que, según Izagirre, "no le gusta a la Diputación que se hable de ello": "Debe ser una herramienta para repartir equitativamente en todo el territorio".
 
A estas enmiendas se ha sumado el único juntero del PP, Juan Carlos Cano, que aunque no ha planteado ninguna devolución de las cuentas, sí que ha propuesto hasta 70 cambios en todos los departamentos forales.
 

"Estamos listos para hacer frente a los retos del covid"


Las dos enmiendas a la totalidad han tenido la respuesta del diputado de Hacienda y Finanzas, que aseguró que con estos presupuestos "estamos listos para hacer frente a los retos del covid". "Da respuesta a la crisis económica y social y permite seguir construyendo la Gipuzkoa del futuro", ha apuntado Perona.
 
Asimismo, ha destacado los 600 euros por guipuzcoano que suponen "uno de los presupuestos más elevados de la historia" y que pondrán el foco en "aquellos que más han sufrido la pandemia". "Queremos ser el territorio europeo con menos desigualdades ", ha añadido, al tiempo que ha afirmado que todos los proyectos de la Diputación van en concordancia con los de la Unión Europea como los 38 millones de euros que se destinarán a la digitalización, un 20% más que en 2020.
 
A ello hay que sumar "la apuesta de futuro" que es Etorkizuna Eraikiz e iniciativas como Adinberri o el edificio Naturklina que han elevado la cuantía general gracias a que "nos hemos preparado antes de que llegasen los vientos menos favorables".