Coronavirus en Gipuzkoa | Osakidetza pondrá 600 vacunas al día en Illunbe

01.03.2021 | 09:25
Preparativos del centro de vacunación de Illunbe.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha anunciado hoy que Osakidetza va a realizar una prueba piloto a partir de este martes para ampliar los puntos de vacunación en Donostia, concretamente en Illunbe, donde serán vacunados menores de 55 años de diferentes colectivos, a los que se les está suministrando la vacuna de Astra Zeneca, como personal de Educación Infantil, Especial o de comedores. 

Sagardui ha hecho este anuncio en una entrevista en Radio Euskadi en la que ha dicho que se trata de una experiencia piloto que correrá a cargo de la OSI de Osakidetza para probar puntos de vacunación en grandes espacios, en este caso, el Donostia Arena. "Nuestra postura siempre ha sido priorizar nuestros centros de salud de referencia y así lo hemos estado haciendo, pero siempre diciendo que, si requeríamos crear espacios más grandes o habilitar espacios que pudieran facilitar el acceso a la ciudadanía, lo haríamos", ha explicado.

El objetivo es tratar de agilizar la administración de la vacuna si se disponen de más dosis. Se comenazarán con dos turnos de enfermería (mañana y tarde), aunque se podrían ampliar hasta diez según la disponibilidad de las vacunas. Osakidetza espera poner 600 vacunas diarias en este centro.

¿Flexibilizar las restricciones?: "Las UCI están tensionadas"


Sagaurdui ha asegurado que a las personas de entre 55 y 65 años "se les va a vacunar", aunque ha reconocido que comprende que sientan "una sensación de discriminación" al comprobar que se ha iniciado la vacunación de personas más jóvenes, "pero eso es porque están llegando más vacunas de AstraZeneca, que se deben administrar" a menores de 55 años.

"En función de la disponibilidad de la vacuna adecuada, a todas las personas en Euskadi se les va a ofrecer" la posibilidad de recibirla, ha sentenciado. Además, ha asegurado que esta comunidad "tiene capacidad de administrar más en cuanto le lleguen" más dosis.

Esta mañana se comienza a administrar la vacuna a los mayores de 90 años, que son un colectivo de cerca de 30.000 personas, y podrían utilizarse de nuevo los llamados "vacunautos", si "fuera necesario".

Sobre la manifestación irónica del viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, de que algunas personas de más de 100 años estuvieran en Benidorm y por eso no pudieron ser vacunados, Sagardui ha opinado que "no fue acertada". Pero Osakidetza ya se ha puesto en contacto con todas esas personas, ha aclarado.

También ha advertido de la posibilidad de que el consejo asesor del LABI, en su reunión del viernes, no resuelva reflexibilizar las restricciones frente a la coivid-19 porque, si bien es cierto que la incidencia acumulada de contagios ha bajado, "hay más indicadores" que deberá analizar, como por ejemplo la ocupación hospitalaria y "aún están las UCI tensionadas, por encima de las 122 personas ingresadas", ha recordado Sagardui.

La consejera ha asegurado no tener constancia de que algunas grandes empresas estén negociando con el Gobierno la compra de dosis para vacunar a sus trabajadores y "la ministra ha referido que las vacunas se distribuyen en su totalidad en las comunidades autónomas".

Ha añadido que, de momento, la variante británica no es mayoritaria entre los casos de covid-19 diagnosticados en Euskadi y en esta comunidad de momento no hay evidencia de que esté resultando más contagiosa.

Según sus datos, desde la apertura de la hostelería en municipios con alta tasa de incidencia de contagios, tras el auto del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, "se ha apreciado una cierta ralentización en el descenso de la incidencia" de la enfermedad.

En su opinión, en general la gente hace un uso respetuoso de los espacios y mantiene distancias, pero aún "queda bastante por mejorar" respecto al uso de mascarillas en bares y restaurantes porque se debe mantener la mascarilla puesta y retirarla solo en el momento preciso en que se va a comer o beber.

La consejera ha dicho que ella ha acudido todos los años a las manifestaciones del 8 de marzo pero que este año no se pueden "celebrar masivamente" como otras veces. "La reivindicación se debe mantener, pero se puede ser creativos para evitar aglomeraciones", ha aconsejado.