El paseo entre Mutriku y Ondarbeltz tendrá continuidad hasta Deba

La Diputación da vía libre a las obras que acabarán con el peligroso tránsito de peatones por el arcén de la Gi-638

10.02.2021 | 00:23
Varios vehículos circulan por la carretera de la costa que une Deba con Mutriku, entre la playa de Ondarbeltz y la curva de Ipitxarri.

Mutriku – El Consejo de Diputados de la Diputación Foral de Gipuzkoa dio ayer vía libre a la licitación de las obras que permitirán prolongar hasta Deba el paseo que discurre entre el casco urbano de Mutriku y la playa mutrikuarra de Ondarbeltz, situada en la margen izquierda de la ría de Deba.

De esa forma, la entidad territorial dará respuesta a una reivindicación unánime de la ciudadanía de ambas localidades y del conjunto de la comarca de Debabarrena, que desde la apertura del nuevo paseo costero (se abrió al público a finales del pasado mes de marzo) demandaban algún tipo de actuación que permitiera garantizar las condiciones de seguridad de los paseantes.

No en vano, hasta ahora quienes quieren acceder al concurrido nuevo paseo desde Deba están obligados a transitar a lo largo de un tramo de unos 300 metros junto al arcén (prácticamente inexistente) de la carretera GI-638, con el riesgo de atropellos que ello conlleva.

La diputada de Infrestructuras Viarias de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Aintzane Oiarbide, comparecerá esta misma mañana junto al alcalde de Deba, Gilen García, y el concejal de Urbanismo de Mutriku, Rubén Andonegi, para dar a conocer los plazos, el presupuesto y el resto de particularidades de la actuación que se va a ejecutar y que, sin lugar a dudas, va a ser acogida con una gran alegría por las numerosas personas que cada día utilizan el nuevo paseo para su tiempo de esparcimiento.

Aunque los datos concretos no se conocerán hasta hoy, una vez aprobada la licitación por el Consejo de Diputados, todo apunta a que las obras para garantizar la seguridad entre el viejo puente de piedra de Deba y Ondarbeltz se acometerán en los próximos meses.