Comienza la transformación de la N-121-A en una carretera 2+1

En ocho meses, los cinco kilómetros que unen los túneles de Ezkaba y Olave serán de tres carriles

09.02.2021 | 07:57
Una pala excavadora, iniciando las obras en la N-121-A

La N-121-A ha comenzado a transformarse en una vía 2+1 con objeto de mejorar su seguridad y funcionalidad. La Presidenta de Navarra, María Chivite, ha presenciado esta mañana el inicio de las obras del primer tramo, que abarca desde los túneles de Ezcaba hasta Olave, y que se prevé que concluyan en otoño.

Las actuaciones en este primer sector cuentan con un presupuesto de 8,1 millones de euros procedentes de los Presupuestos Generales del Estado.

La Presidenta, que ha estado acompañada en la visita por el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, ha conocido los detalles de la conversión de esta carretera, que comunica más de 30 localidades y que registra una elevada siniestralidad. Cabe destacar que por la vía Pamplona-Behobia circulan diariamente en torno a 10.000 vehículos, de los que 2.800 son pesados.

En la visita, han participado también el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López; el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo; la alcaldesa de Olaibar, Mª Carmen Lizoáin; el alcalde de Ezcabarte, Pedro Mª Lezáun; el director de la zona norte de Acciona Infraestructuras, Tomás Olarte, y la directora general de Excavaciones Osés, Noemí Osés, ambos en representación de la UTE Acciona Construcciones S.A. ? Excavaciones Fermín Osés S.L. (adjudicataria de la obra).

Las mejoras en este primer tramo conllevarán la construcción de tres nuevas rotondas para garantizar las conexiones con las vías que entroncan con la carretera nacional y mejorar su seguridad vial. Se construirá una rotonda en la actual intersección de la carretera del camping de Ezcaba y el Hostal Aguirre, de forma que dará acceso y salida a Oricáin y suprimirá la actual glorieta partida con la carretera NA-2552. Los accesos sur y norte a Sorauren se modificarán para disponer dos nuevas rotondas.

Esta primera actuación se ha estructurado de forma que la afección al tráfico en los 5 kilómetros afectados sea la menor posible. No se prevé ni cortar el tráfico de la carretera ni la ejecución de desvíos completos de la calzada; no obstante, se limitará la velocidad de circulación a 60 kilómetros por hora y, además, se establecerán tramos de paso alternativo durante algunas fases de la obra, siendo preciso entonces limitar la velocidad a 40 km/h en esas zonas concretas. Se prevé que se produzcan retenciones de tráfico.

Cabe recordar que el Gobierno de Navarra ha adoptado en el último año una serie de medidas con objeto de reducir la siniestralidad en esta carretera. Destacan, como principales actuaciones, las siguientes: pintado de una doble línea continúa para separar los dos sentidos de circulación; limitación a un solo sentido de los adelantamientos en los tramos de tres carriles; colocación de radares fijos por parte de la DGT; potenciación de la presencia policial con patrullaje proactivo; y reposición de señalización horizontal y del firme, entre otras.

Imagen de una de las excavadoras, ya en marcha. Foto: Patxi Cascante

 

Las vías 2+1 se diseñan como carreteras de doble sentido de circulación con tres carriles disponibles, de forma que el carril central se destina al adelantamiento en una u otra dirección a través de intervalos regulares separados del otro sentido de circulación por una mediana infranqueable.

Se trata de un diseño de vía muy extendido internacionalmente desde hace muchos años por su eficacia en cuanto a seguridad vial y funcionalidad. Sus principales ventajas son que suprime el 100% de los adelantamientos con circulación en sentido contrario, lo que reduce significativamente el riesgo de colisión frontolateral, que es la causa más lesiva de la accidentalidad actual de la N-121-A. Además, permite disipar las colas con mayor facilidad, ya que se optimizan las zonas de adelantamiento.

No afecta a la velocidad media del recorrido al ofrecer espacios regulares para el adelantamiento. Cabe destacar que no produce un efecto llamada en la circulación de vehículos pesados por la obligación de éstos a reducir su velocidad e incluso detenerse en los elementos de calmado de tráfico, como las rotondas que facilitan las conexiones con las vías próximas.

https://www.noticiasdenavarra.com/actualidad/sociedad/2021/02/08/n121-en-una-carretera-2-1/1118520.html