Abusos | Una nueva causa eleva a seis los asuntos contra Cabezudo que llegan a juicio

05.02.2021 | 14:25
Kote Cabezudo, antes de entrar en prisión

Una nueva causa, en esta ocasión por no retirar de su canal de Youtube imágenes de una de sus presuntas víctimas menor de edad como le había ordenado un juzgado de Donostia, eleva ya a seis los asuntos contra el fotógrafo donostiarra Kote Cabezudo que han llegado a la fase de vista oral.

Cabezudo está investigado por distintos delitos de índole sexual y estafa a una veintena de modelos en diferentes causas abiertas en distintos juzgados de la capital guipuzcoana.

El asunto principal, iniciado en 2013 y en el que el fotógrafo se halla procesado por la posible comisión de 47 delitos, varios de ellos contra la libertad sexual de sus víctimas, no tiene aún fecha para juicio.

No obstante, de él cuelgan numerosas piezas desgajadas que se hallan en distintos momentos procesales e incluso dos cuentan ya con sentencia. Una de ellas es una condena en firme a dos años y tres meses de cárcel, por tratar de "intimidar" a una testigo colgando en una red social una fotografía suya desnuda.

La segunda condena (cinco meses de prisión por aportar a la Justicia contratos falsificados para simular que una de sus modelos era mayor de edad) ha sido apelada ante la Audiencia de Gipuzkoa.

Un tercer caso, en el que se enfrenta a una petición de ocho meses de cárcel por mostrar presuntamente una foto "de corte erótico" de una joven en una red social sin respetar el mandato judicial de que la retirara, está a la espera de resolución judicial.

En próximas fechas, Cabezudo deberá sentarse hasta tres veces más en el banquillo de los acusados. La primera este mismo mes de febrero por presuntamente intentar borrar imágenes de un servidor informático antes de que la Ertzaintza pudiera acceder a él con el fin de obtener pruebas para la investigación del caso.

En abril volverá a ser juzgado por un presunto delito de desobediencia grave a la autoridad, por no respetar presuntamente la orden judicial de hacer desaparecer cualquier vídeo o imagen de una de sus presuntas víctimas de sus páginas web o cualquier "perfil público de una red social" en el que apareciera la perjudicada.

Entre medias, el próximo marzo, tendrá lugar una nueva vista oral, la sexta, donde, según el escrito de acusación de la Fiscalía, el fotógrafo afrontará una petición de un año de cárcel por presuntamente desobedecer el mandato judicial de retirar imágenes de una víctima, menor de edad, de su canal de Youtube. La misma pena que solicita la acusación particular.

Kote Cabezudo esperará la celebración de todos estos juicios en la prisión donostiarra de Martutene, en la que permanece desde que el 4 de mayo de 2018 un juzgado decretara su ingreso en prisión provisional, prorrogada posteriormente por la Audiencia de Gipuzkoa.

En el tiempo transcurrido, el acusado ha solicitado en dos ocasiones su puesta en libertad provisional, alegando que no existía riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas o reiteración delictiva y que su situación de prisión provisional le impide acogerse a los beneficios penitenciarios que le pudieran corresponder en el cumplimiento de la condena que ya es firme.

Unos argumentos que han sido rechazados por la Audiencia de Gipuzkoa en ambas ocasiones, la última el pasado 28 de enero en un auto, que desestima la petición del fotógrafo debido a "los indicios de muy diversos y graves delitos por los que ha sido procesado", así como para "evitar la reiteración delictiva", que "se sustraiga a la acción de la justicia" y que "continúe atentando contra las presuntas víctimas".

El auto se pronuncia también sobre el asunto de los posibles beneficios penitenciarios, para aclarar que es adecuado "cercenar" la posibilidad de que el procesado se acoja a ellos con el fin de evitar "precisamente" que "pudieran ser aprovechados" para "situarse fuera del alcance de la Justicia".